La aplanadora del boxeo deslumbra con sus puñetazos