Lepra, lo que quizás no sabes de la temible bacteria