El “Justin Bieber latino” quiere acabar con las comparaciones