Secuestro, violación y cadáveres: aparecen más víctimas