Mexicanos invierten cada vez más en seguridad

Una parte sustancial de los ingresos de los mexicanos va a procurarse protección.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Mexicanos invierten cada vez más en seguridad
    Telemundo / Archivo
    La llamada guerra contra el narcotráfico ha dejado un clima de inseguridad en muchas partes del país, según el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal A.C.

    Cuando todos los esfuerzos de la policía son insuficientes, no queda más que vivir entre rejas, candados y alarmas, como ocurre cada vez con mayor frecuencia en la capital mexicana y otras ciudades del país.

    "Como no se dejaba, la cachetearon y toda golpeada y ahí toda golpeada…", recuerda Martha Fernández sobre lo ocurrido a su vecina, doña Marta.

    La mujer, que aseguró temer a la delincuencia, cuenta que la belleza de su casa ha sido sustituida por barrotes y alarmas, y que incluso ha colocado afuera una Virgen de Guadalupe, buscando su protección para no convertirse en una víctima más.

    En medio de operativos policiacos, la última encuesta de victimizacion y percepción sobre seguridad revela que cada uno de los habitantes de este país destinaron en el último año entre 200 y 800 dólares para pagar medidas de seguridad.

    Se trata de enrejados en calles y casas, cerraduras, alarmas, cámaras, mascotas y personal de vigilancia.

    "En la guerra y en el amor todo se vale y esto es una guerra en contra de la delincuencia", explica Lizbeth Zepeda.

    Lizbeth y sus vecinos se organizaron para hacer rondas en su colonia y enfrentar a quienes tratan de dañarlos, porque lejos de las cifras, indica, la realidad es que viven atemorizados.

    El último análisis de percepción de la delincuencia indica que el número de delitos en este país ha bajado, pero los mexicanos no piensan así y aseguran que lo que está ocurriendo es que cada vez menos gente acude a denunciar.

    Vendiendo periódicos en una esquina, don Carlos se entera de lo que piensa mucha gente y revela que en efecto muchos de los que han sido robados, asaltados, o incluso secuestrados, prefieren no recurrir a las autoridades.

    "Cuando hay delitos nada más nos trae a vueltas y vueltas y no resuelven nada", dice Carlos Robles. 

    Por eso es mejor prevenir, aseguran, y asignar como parte de la canasta básica un partida para convertir sus casas en una fortaleza.