Ciencia

Ciencia

Estudio: el calentamiento global es culpa de los humanos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Asegura que la actividad humana ha causado que los últimos 115 años hayan sido los más calientes en la historia moderna. (Published viernes 3 de noviembre de 2017)

    Huracanes cada vez más destructivos, granizadas fuertes donde antes no se veían y niveles del mar cada vez más altos son fenómenos que están directamente conectados con el calentamiento global, y van a seguir azotando al planeta, según un informe revelado el viernes.

    Los culpables: mayormente los seres humanos.

    “Huracanes, sequías, incendios forestales, nos está afectando en nuestras vidas, en nuestra salud, y nos está afectando incluso nuestros bolsillos”, dijo el activista Felipe Benítez.

    Es el informe más completo hasta el momento y fue realizado por científicos del gobierno, que aseguran que la actividad humana ha causado que los últimos 115 años hayan sido los más calientes en la historia moderna.

    El informe contradice directamente al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que ha puesto en duda el papel que juegan los humanos en el calentamiento global, y hasta a miembros de su propio gobierno, como el administrador de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), Scott Pruitt.

    El analista conservador Adolfo Franco dijo que “yo comparto el punto de vista del presidente Trump y creo que esto no es algo que la ciencia todavía ha definido como una cosa cierta, y creo que hay muchos científicos y otros que piensan que a lo mejor esto es un fenómeno temporal”.

    Pero eso definitivamente no es lo que concluye el informe, que además indica que sin una reducción significativa en la emisión de gases de efecto invernadero, el incremento anual en la temperatura podría llegar a niveles catastróficos.

    El estudio, que es requerido por ley, fue sometido a la Casa Blanca.

    Recientemente se publicó otro estudio científico que asegura que ciertos patrones climáticos, como huracanes y fuertes olas de calor, están directamente ligados con la propagación de enfermedades como malaria y dengue, entre otras.