Sanders promete en la frontera acabar con políticas migratorias de Trump

El senador declaró que si gana en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre de 2020 terminará con la "demonización" de los indocumentados.

EFE

SAN DIEGO, California - El aspirante a la nominación demócrata a la Casa Blanca Bernie Sanders prometió el viernes en San Ysidro, a unas dos millas al norte de la frontera con México, terminar con todas las medidas "racistas" y "antiinmigrantes" del presidente Donald Trump en caso de ganar en 2020.

Ante unas tres mil personas, el senador por Vermont declaró que si gana en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre de 2020 terminará con la "demonización" de los indocumentados.

Sanders dijo que de los once millones de indocumentados que se calcula viven en el país la "mayoría son personas honestas trabajadoras" y que hacen una "enorme contribución a la economía estadounidense".

"Entendemos que la mayoría de esas personas vinieron a este país para escapar de la pobreza, para huir de la violencia y en busca de una mejor vida para ellos y sus hijos", agregó el senador.

Se comprometió a que, de ganar la elección, el primer día de su gobierno acabaría con todas las "órdenes ejecutivas racistas de la Administración Trump en inmigración".

También prometió restaurar ese mismo día el estatus a los beneficiarios del programa Acción Diferida (DACA) aprobado en 2012 para proteger de la deportación a los jóvenes indocumentados que llegaron al país cuando eran niños acompañando a sus padres.

"En el día uno vamos a terminar con la política con la que agentes federales arrancan bebés de los brazos de sus madres para poner niños en jaulas; eso terminará durante nuestra administración", prometió el senador.

Sanders dijo que "en el día uno vamos a iniciar el proceso de terminar con las prisiones privadas y todos los centros de detenciones" de inmigrantes, que en la actualidad están llenos de indocumentados en proceso de deportación.

El candidato aseguró que, nada más lejos que la política de Trump, lo que la mayoría de los estadounidenses quiere es una reforma migratoria integral con un "camino a la ciudadanía" para los indocumentados.

Exhortó a los presentes reunidos en una escuela preparatoria de San Ysidro, al sur de California, desde donde se alcanzaba a ver las luces de la vecina ciudad de Tijuana, en México, que si gana le ayuden a terminar con las redadas de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) que tanto "aterrorizan a la gente".

Cerca del 90 por ciento de los residentes de San Ysidro son latinos. La comunidad, que forma parte de San Diego, tiene como principal ingreso el comercio al menudeo de la clientela mexicana que cruza la frontera.

Sanders figura como segundo máximo favorito en las encuestas de intención de voto en las primarias demócratas, a unos ocho puntos porcentuales del exvicepresidente Joe Biden.

Este sábado, el senador prosigue su campaña con mítines en Los Ángeles y en Las Vegas, en los que estará acompañado de la joven congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, una de las actuales estrellas de su partido.

Contáctanos