El negocio del matrimonio en China

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El negocio del matrimonio en China
    ShutterStock

    La ley que indica que solo puede tenerse 1 hijo y la tradición que denota preferencia por los hijos varones, trae aparejado un desequilibrio de género en la población de China: nacen alrededor de 117 niños y 100 niñas. En consecuencia, se pronostica que hacia el final de la década habría 24 millones de hombres en China que no podrán encontrar una esposa.

    Con la economía en pleno crecimiento y la escasez de mujeres en el mercado, el matrimonio se ha convertido en un negocio. La Radio Pública Nacional (NPR, por sus siglas en inglés) de China relata los pormenores del negocio financiero del casamiento en el país con más población del mundo.

    Entre varios rituales que han surgido recientemente entorno al matrimonio, se encuentra "el precio de la novia", es decir, algo así como una negocio entre el hombre y la mujer (y sus respectivas familias) en la que el hombre le ofrece dinero y bienes a la codiciada dama, para persudairla al casamiento.

    El precio que se paga por conquistar a la novia o "regalo de compromiso" en una familia de clase media es de 10 mil dólares aproximadamente y el valor va en aumento a medida que asciende la clase social. Además, a esta abultada cifra se le suman bienes, como puede ser un carro o un apartamento.

    La ceremonia y la fiesta de bodas son además, un show aparte que incluye dos fotógrafos, quien grabe el video, fuegos artificiales y un gran despliegue.

    Este ritual puede sonar extraño para quienes no pertenecen a la cultura china, sin embargo, de acuerdo a una encuesta llevada a cabo en 2011 en ese país, el 70% de las mujeres esperaban un apartamento, más una abultada cifra para casarse.

    Esto demuestra que la escasez de mujeres, les ha dado muchísimo poder al género, y son ellas además las que con sus requisitos contribuyen al acelerado crecimiento de la economía china. Xiaobo Zhang, profesor de Economía de la Universidad de Pekín estudia el tema y revela cifras: el 25% de la economía de China responde al efecto del desequilibrio de géneros. Y 30 a 48 por ciento de la valoración inmobiliaria en 35 grandes ciudades chinas está directamente vinculada a la necesidad del hombre de adquirir riqueza (en forma de propiedades)para atraer a una mujer.

    Por lo tanto, las familias con hijos varones deben trabajar duro y conseguir empleos más redituables, como en el sector de la construcción, para en el futuro, pagar lo que implica el negocio del matrimonio de sus hijos.

    Fuente: NPR