El regalo: ¿esposa asesinada?

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El regalo: ¿esposa asesinada?

    Un hombre de Las Vegas quería asesinar a su esposa como regalo de cumpleaños para sí mismo, pero sus planes se vieron truncados cuando le confesó su intención a un oficial encubierto del Departamento de Policía Las Vegas Metro. Esto de acuerdo al reporte de la detención de Jorge Victorino-Vázquez de 32 años, quien está acusado de robo, conspiración e incitación para cometer asesinato en conexión con un supuesto complot. El crimen fue programado para el lunes, día del cumpleaños de Vázquez, según informó la policía. “El fue tan lejos que dijo que ese sería su regalo de cumpleaños", escribió en el informe uno de los funcionarios. La policía dijo que un informante les avisó sobre los planes de Vázquez. Él quería que alguien entrara en su casa, le diera una paliza, robara algunas pertenencias y matara a su esposa. El 19 de abril el marido se reunió con un policía encubierto en el Triple Play Casino-Restaurante, ubicado en Decatur Boulevard, cerca de Sahara Avenue, según la policía. Por $ 2,000 Vázquez explicó que quería que su esposa perdiera la vida porque ella lo engañaba, le quitaba el dinero y siempre lo amenazó con llamar a Inmigración para que lo deportaran", dice el informe. Según la policía, el funcionario pidió una foto de la esposa de Vázquez, Marisela Sandoval, junto con un diagrama de la casa de la pareja, ubicada en el 3309 de El Cortez Avenue y la mitad del dinero por adelantado. Vázquez se reunió con el funcionario de nuevo el 20 de abril y el 21, donde entregó el dinero en efectivo en dos pagos, junto con la foto y un diagrama que mostraba "posibles vías de entrada y de escape", dijeron las autoridades. Vázquez fue detenido a raíz de la tercera reunión. Mientras era llevado a la cárcel, Vázquez dijo a la policía que culpaba de sus acciones a las tendencias abusivas de su esposa y "declaró varias veces que no se arrepiente de lo que hizo". Sin embargo, el informe dice que Vázquez trató de quitarse la vida cuando era llevado a la cárcel.