Ellos se convirtieron en héroes