Obispo finge ser un indigente y los fieles le ignoran

Monseñor Carlos Arturo Quintero Gómez hizo un experimento social para observar la reacción de sus feligreses.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Obispo se disfraza de indigente para poner a prueba el amor por el prójimo

    Obispo se disfraza de indigente para probar amor por el prójimo

    (Publicado jueves 10 de octubre de 2019)

    COLOMBIA - El obispo Carlos Arturo Quintero Gómez de la Arquidiócesis de Armenia, Colombia se hizo pasar por un desamparado para poner a prueba a los feligreses que pregonan amor por el prójimo. El resultado de su experimento social fue revelador. 

    El obispo procuró sumo detalle para encarnar a un desamparado, y se presentó en el Primer Congreso de Pastoral Social Diocesana para examinar la fe de los creyentes.

    El religioso afirmó que la indiferencia fue la fría respuesta de los cristianos allí reunidos. Ninguno le ofreció ayuda, o una palabra de aliento, mucho menos un trozo de pan o abrigo. Aclaró que no sufrió maltrato, pero tampoco recibió compasión. 

    “Me ha llamado mucho la atención ver la reacción de las personas en la calle, o cuando entra una persona pobre a un templo parroquial o a una oficina”, explicó monseñor Carlos Arturo Quintero en el video publicado por el canal de YouTube del Centro de Comunicaciones de su diócesis.

    Indigente profesionista pide trabajo, no dinero

    [TLMD - Bahia] Indigente profesionista pide trabajo, no dinero

    Un indigente, como muchos desamparados, pasa sus días en una esquina. Pero lo que distingue a David Casarez de otros necesitados, es que en lugar de pedir dinero, el joven ingeniero se viste lo mejor que puede y entrega copias de su hoja de vida a todo el que lo acepte.

    (Publicado lunes 30 de julio de 2018)

    El obispo detalló que recibió la ayuda del grupo Versión Libre Teatro para transformarse en un desamparado y la personificación fue tan convincente que nadie lo reconoció. 

    “Mientras me maquillaban ya me empezaba a poner en los zapatos de esa persona. En ese instante sentí todo ese dolor y como se desgarra el corazón cuando uno piensa en las carencia y en la pobreza”, añadió.

    Al entrar al recinto, el religioso dijo que los feligreses no le prestaron atención.

    “Nadie me recibió, nadie me preguntó, nadie me acogió”, expresó. “Este homenaje busca la sensibilización de la sociedad despertando sentido de solidaridad, superando todo asomo de indiferencia y de intolerancia frente al habitante en situación de calle”.

    Monseñor Quintero, de 52 años, es psicólogo y comunicador social, y se caracteriza por su gran sensibilidad social.