Abogado: “en este momento”, García Luna no negocia ningún acuerdo en EEUU

El defensor afirmó que su cliente rechaza haber recibido sobornos y que irán a juicio.

Dibujo de la audiencia de García Luna en la corte de NY
EFE

MÉXICO - Genaro García Luna, el poderoso secretario de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) detenido en Estados Unidos bajo cargos de narcotráfico, no negocia ningún acuerdo de culpabilidad con las autoridades y no aceptó sobornos, afirmó su abogado César de Castro.

"García Luna rechaza las acusaciones en su contra", dijo a medios el abogado defensor De Castro, quien aseguró que "en este momento" no hay negociaciones con el gobierno de EEUU y que irán a juicio.

"El Gobierno siempre quiere acuerdos de culpabilidad. Ellos presentaron la acusación. Estamos en desacuerdo. Él niega haber aceptado sobornos hace 15 años" del cartel de Sinaloa, afirmó a la prensa.

La comparecencia de este martes de solo 10 minutos, considerada clave para conocer si el exfuncionario aceptaría un acuerdo con la justicia de EEUU, permitió mostrar la disposición de García Luna a entregar su teléfono móvil, su computadora y demás equipo al juez, dijo el defensor a medios a la salida del tribunal en Brooklyn.

Además, se confirmó que el exsecretario fue excluido del sistema bancario mexicano, después de que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, ordenó congelar sus cuentas bancarias y las de su familia.

Por ese motivo, García Luna se presentó en la Corte apoyado por un defensor de oficio, De Castro, quien aclaró a medios que su cliente no está negociando ningún acuerdo de culpabilidad con la justicia estadounidense.

A principios de enero se hicieron públicos documentos judiciales que indicaban que García Luna estaba en vía de negociar para llegar a un acuerdo que le evitaría un proceso largo.

La próxima audiencia fue fijada para el 2 de abril, 60 días más tarde tal y como habían solicitado la Fiscalía y la defensa al juez Brian Cogan, que preside este caso y que también fue el juez del juicio contra Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera, condenado a cadena perpetua.

El juez estuvo de acuerdo además en declarar este caso complejo, como también solicitaron las partes, debido a la cantidad de evidencia que surgirá.

Pero Cogan también exigió a la Fiscalía que en 30 días comience a presentar ya parte de esa abundante evidencia contra García Luna, de 51 años, que aseguran incluye dos décadas.

García Luna entró a la sala de la corte federal en Brooklyn muy tranquilo, luciendo su uniforme de prisión, camisa caqui y pantalón naranja claro, para su segunda audiencia en esta ciudad tras ser deportado de Texas, donde fue arrestado el 9 de diciembre.

De Castro informó al juez Cogan que su cliente fue mantenido en confinamiento solitario desde su arresto en Texas y que continuó en Nueva York, lo que dificultó el acceso a su defensa. Tampoco se le había permitido tener contacto con su familia.

En sus declaraciones a la prensa, De Castro explicó que su cliente fue sacado hace nueve días de esas "estrictas" medidas y que comenzará a "tener mejor acceso a su abogado" y a su familia.

Igualmente informó al juez que García Luna no ha podido tener acceso a sus cuentas del banco en México, que fueron congeladas, por lo que no han podido tener listo el informe que exige la corte para determinar si el acusado puede pagar un abogado o se le asigna uno de oficio.

El informe es necesario además para determinar el monto de la fianza que pedirá a la corte para el mexicano.

En su primera audiencia en Corte, el exfuncionario mexicano se declaró no culpable de tres cargos de conspiración para traficar cocaína en Estados Unidos y otro por un falso testimonio.

García Luna, detenido en Dallas, Texas, aunque él residía en Florida con su familia, comparecerá nuevamente ante el juez Brian Cogan, quien también presidió el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Apenas el viernes 17 de enero, la Fiscalía de Estados Unidos y la defensa de García Luna solicitaron al juez que este caso sea declarado “complejo”, con el fin de que se tengan 60 días de plazo entre la audiencia de este martes y la siguiente.

Según la Fiscalía, buscan presentar una voluminosa cantidad de pruebas relacionadas a la conducta del exfuncionario mexicano.

Genaro García Luna, exdirector de la AFI en el sexenio de Vicente Fox, fue acusado en el juicio contra "El Chapo" de recibir sobornos millonarios del Cártel de Sinaloa cuando era funcionario.

Contáctanos