Trump revela que ayudará a los nevadenses con desperdicio nuclear cerca de Las Vegas

El Presidente busca ganar al estado de Nevada para las elecciones presidenciales del 2020, según AP.

Telemundo

El jueves, el presidente Donald Trump pareció revertir su posición sobre una propuesta para crear un vertedero nacional de desechos nucleares en la montaña Yucca de Nevada después de que su administración haya intentado durante varios años revivir el proyecto.

Los funcionarios de la administración Trump y la delegación del Congreso de Nevada no tuvieron inmediatamente detalles para compartir sobre la nueva posición del presidente.

"¡Nevada, te escucho en Yucca Mountain y mi administración te RESPETARÁ!", dijo Trump en un tuit. "El Congreso y las Administraciones anteriores han fallado en encontrar soluciones duraderas. Mi Administración está comprometida a explorar enfoques innovadores. ¡Estoy seguro de que podemos hacerlo!", agregó.

El Departamento de Energía de Estados Unidos remitió preguntas sobre el tuit del presidente a la Casa Blanca. La Casa Blanca remitió las preguntas a la Oficina de Administración y Presupuesto, que no respondió de inmediato.

El proyecto de la montaña Yucca, propuesto por primera vez en la década de 1980 para contener 77,000 toneladas de combustible gastado altamente radiactivo en túneles perforados bajo una antigua cresta volcánica al noroeste de Las Vegas, enfrenta una amplia oposición en Nevada. Las autoridades estatales han argumentado que la actividad sísmica y las pruebas cercanas de la Fuerza Aérea harían que el sitio a unas 100 millas de la ciudad del pecado no fuera adecuado para almacenar material radiactivo de forma segura en otros lugares de Estados Unidos.

El estado al occidente del país es un estado de cambio político que Trump perdió en 2016. Su campaña de reelección apunta a Nevada en 2020 como uno de los estados de campo de batalla que espera capturar.

Como candidato presidencial, Trump era ambiguo sobre el tema. Una vez que Trump asumió el cargo, su administración incluyó solicitudes de dinero para revivir las licencias federales para el proyecto en sus propuestas de presupuesto, aunque la delegación del Congreso de Nevada luchó con éxito para mantener los fondos fuera del presupuesto.

La senadora principal de Nevada, la demócrata Catherine Cortez Masto, dijo en otro tuit que espera trabajar con el presidente en el "tema crítico para Nevada" y garantizar que el presupuesto de Trump "no incluya ningún financiamiento para reiniciar el proyecto fallido de la montaña Yucca que la mayoría de los nevadenses rechazan, independientemente de la afiliación política".

Ryan King, portavoz de Cortez Masto, dijo que la oficina de la senadora no había escuchado de la Casa Blanca sobre la nueva posición del presidente hasta que apareció el tuit de Trump.

Los miembros demócratas del Congreso de Nevada dieron la bienvenida a la noticia, pero al menos una expresó escepticismo sobre si Trump seguiría adelante y abandonaría un impulso para el proyecto. "Dicen que si no puedes vencerlos, únete a ellos", dijo la representante Dina Titus. “El presidente Trump trató de arrojar por nuestras gargantas desechos nucleares en la montaña Yucca durante tres años. Lo vencimos, tres veces seguidas, y él lo sabe".

"El arduo trabajo de la Delegación #Nevada claramente ha presionado a la Casa Blanca, como lo demuestra el nuevo compromiso del presidente de encontrar alternativas", tuiteó el representante Steven Horsford.

El gobernador demócrata de Nevada, Steve Sisolak, dijo que acogió con beneplácito el anuncio y espera no ver fondos para el proyecto Yucca Mountain en la propuesta de presupuesto de Trump prevista para la próxima semana.

Un mensaje en busca de comentarios del representante Mark Amodei, el único republicano en el Congreso de Nevada, no fue respondido de inmediato.

Mary Love, portavoz del Instituto de Energía Nuclear, un grupo de defensa de la energía nuclear con sede en Washington, dijo que no podía especular sobre el tuit del presidente, pero dijo que "el estancamiento político sobre el combustible usado sigue siendo una desafortunada realidad".

"El gobierno no ha cumplido con su obligación legal de tomar posesión del combustible usado y esta abdicación está costando a los contribuyentes estadounidenses", dijo Love en un comunicado. "Seguimos comprometidos con el desarrollo de una instalación de almacenamiento consolidado en paralelo con la licencia y operación de un depósito geológico permanente".

Derechos de autor AP - Associated Press
Contáctanos