metanfetamina

Las Vegas: padres se declaran culpables por la muerte de niña de 4 meses por metanfetamina

La menor murió en el 2020 por intoxicación de la fatal droga que consumían sus padres.

LVMPD

Los padres de una niña de 4 meses que murió por metanfetamina en su sangre cumplirán condena en prisión por cargos relacionados con su muerte.

Evangelina Salomón de 21 años y Brian Carroll de 24, acordaron declararse culpables de los cargos de abuso infantil.

Connie Velázquez, madre de Graciela Gómez, una joven latina asesinada en una fiesta de Halloween pide a la comunidad de Las Vegas que ayuden con informacón para identificar al asesino de su hija.

La menor, Leilani Salomón, nació en abril de 2020 y murió en agosto de ese año de intoxicación por metanfetamina, declaró la oficina forense. Sin embargo, la forma de muerte permanece catalogada como indeterminada.

Carroll dijo a los investigadores que él y Salomón usaban metanfetamina juntos y que a veces se drogaban en un baño adyacente a una habitación donde dejaban a su hija, establecen documentos judiciales.

Carroll también dijo a los investigadores que no estaba sorprendido de que Leilani tuviera metanfetamina en su sistema en el momento de su muerte, y les dijo a los investigadores que "podría haber sido porque él tocó y usó metanfetamina con las manos y estaba en sus dedos cuando la cargaba”, agrega el informe.

NO HAY CLARIDAD EN LA FORMA DE MUERTE

Los documentos de la corte no indican exactamente cómo murió la niña y en la corte, la jueza Tiarra Jones, al leer los acuerdos de declaración de culpabilidad, indicó que podría deberse a que la bebé estaba en presencia de sus padres usando metanfetamina o su manejo de la droga.

MÁXIMO DE OCHO AÑOS EN PRISIÓN

Por su parte, Salomón accedió a declararse culpable de dos cargos de abuso infantil, negligencia o peligro.

Mientras que, Carroll se declaró culpable de un cargo de abuso infantil, negligencia o peligro que resultó en daño corporal sustancial y un cargo de uso de una sustancia controlada en presencia de un niño.

Ambos se enfrentan a un máximo de ocho años de cárcel.

La sentencia será dictada en marzo para la pareja.

Contáctanos