Se quedan cortas las leyes para "drones"

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Se quedan cortas las leyes para "drones"
    Getty Images

    WASHINGTON - Las leyes de privacidad necesitan ser adaptadas urgentemente a fin de que brinden protección al público respecto de las miles de naves civiles teledirigidas y encargadas de acopio de información, que se supone surcarán los cielos de Estados Unidos dentro de la próxima década, dijeron expertos jurídicos a una comisión del Senado.

    Una naciente industria comercial de aviones no tripulados está a punto de emplear pequeñas aeronaves, en su mayoría diminutas, para un sinnúmero de usos, desde la observación de cultivos hasta vigilancia para los escuadrones de la policía especial SWAT. Pero las leyes federales y estatales de privacidad han sido rebasadas por el avance de la tecnología de los aviones no tripulados, llamados también drones, dijeron los peritos en una audiencia en el Senado.

    Las actuales leyes que protegen a la gente de una vigilancia aérea se basan en decisiones de tribunales desde la década de 1980, indicaron los expertos ante la comisión jurídica, antes de que se generalizara el uso de los aviones no tripulados. Por lo general, los helicópteros y los aviones tripulados tiene la posibilidad de hacer el mismo tipo de vigilancia y de reunir información indiscreta tal como lo hacen las diminutas naves no tripuladas, pero éstas últimas pueden volar más económicamente por largos períodos y sin poner en riesgo la vida humana. Eso hace que sea más probable que la vigilancia y el acopio de información sea algo más generalizado, afirmaron los expertos en leyes.

    La Agencia Federal de Aviación (FAA por sus siglas en inglés) pronosticó recientemente que unas 7,500 naves no tripuladas civiles serán usadas dentro de cinco años a raíz de que la agencia les conceda cada vez mayor autorización de acceso al espacio aéreo de Estados Unidos. El Congreso ha dado facultad a la FAA para que otorgue acceso a las naves no tripuladas al espacio aéreo nacional para el 2015, pero la agencia ha demorado en la elaboración de sus reglas de seguridad y es probable que no cumpla con ese plazo.

    Si la preocupación del público estadounidense no es abordada primero, los beneficios de una posible transformación de la tecnología de las naves no tripuladas no podrán continuar, señaló Ryan Calo, catedrático de derecho de la Universidad de Washington, ante la comisión jurídica.

    Es del "interés de todos que se adapte la ley aunque sólo sea para darle a la industria los parámetros necesarios para desarrollar esta tecnología", destacó Amie Stepanovich del grupo defensor de la privacidad pública, Electronic Privacy Information Center.

    La FAA ha recibido 50 solicitudes para que les permita crear sitios de pruebas en 37 estados. A la postre, cada estado tendrá su sitio de pruebas, destacó Michael Toscano, director general de la Asociación del Sistema Internacional de Vehículos no Tripulados, un grupo al servicio de la industria nacional de naves no tripuladas.