Senegalés patea para cualquier lado