España ante un Marruecos sin posibilidad