Galería: Sorpresa navideña en la piscina

Captura de la pitón

32 fotos
1/32
2/32
3/32
La enorme visitante de 13 pies de largo se dio un paseo por la vivienda ubicada en la Avenida 97 y la Calle 183 del suroeste de Miami.
4/32
Una sola persona no pudo sacar la enorme serpiente de la piscina. Hubo que llamar refuerzos.
5/32
El misterioso regalo surgió justo cuando se está discutiendo una propuesta para prohibir la importación y la venta interestatal de pitones birmanas.
6/32
Se estima que en los Everglades y sus cercanías se alojan miles de estos animales.
7/32
La pitón birmana, con su piel de bellos patrones, crecimiento rápido y talante generalmente dócil, es muy conocida por ser la serpiente grande predilecta de los dueños de reptiles.
8/32
9/32
Las pitones pueden atacar a sus cuidadores, en ocasiones letalmente.
10/32
La pitón birmana es carnívora y se alimenta principalmente de aves y pequeños mamíferos.
11/32
Su sentido de la vista es mediocre y acecha a sus presas con los receptores químicos de la lengua y los sensores de calor que recorren su mandíbula.
12/32
Matan por constricción, atrapando a la víctima con sus afilados dientes y enrollándose alrededor de su cuerpo, al que aprietan hasta la asfixia.
13/32
Los ligamentos de la mandíbula de la pitón se pueden estirar para tragar a la presa entera.
14/32
La pitón birmana es un animal solitario al que solo se suele ver acompañado en primavera, su época de apareamiento.
15/32
Las hembras ponen hasta 100 huevos y los incuban durante dos o tres meses.
16/32
Para mantener calientes los huevos, contraen continuamente sus músculos.
17/32
La reducción de su hábitat, la incesante demanda de pitones birmanas como mascotas y la caza por su piel y carne han llevado a estos gráciles gigantes a la lista de especies amenazadas.
18/32
19/32
20/32
21/32
22/32
23/32
24/32
25/32
26/32
27/32
28/32
29/32
30/32
31/32
32/32
Contáctanos