Coronavirus

COVID-19 en el mundo: OMS reporta más de 40 millones de vacunas administradas

La gráfica de contagios diarios, pero sobre todo la de muertes, muestran un alza a nivel global.

EFE

GINEBRA - Los casos globales de COVID-19 llegaron este lunes a 93 millones, 683,000 de ellos registrados el último día, según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que también informó de que se han superado las 40 millones de dosis de vacuna administradas en medio centenar de países.

Los fallecidos en la pandemia ascienden a 2.02 millones, 12,800 de ellos notificados en las últimas 24 horas, siempre según los datos del organismo con sede en Ginebra.

La gráfica de contagios diarios, pero sobre todo la de muertes, muestran un alza a nivel global, aunque con distinto comportamiento según las regiones, ya que la situación es más estable en zonas como Europa o el sur de Asia, mientras sigue en ascenso en América, África o Asia Oriental.

El continente americano suma 41 millones de casos, Europa rebasa los 30 millones, y el sur de Asia los 12 millones; América podría en las próximas jornadas rebasar la barrera del millón de muertos, mientras que Europa acumula 666,000 y Asia Meridional 191,000.

Por países, EEUU sigue siendo el país que más casos acumula en cifras absolutas, 23 millones, mientras que la India sigue en los 10 millones y Brasil, con graves rebrotes en zonas como el estado de Amazonas, suma 8.4 millones.

Les siguen Rusia (3.5 millones) y el Reino Unido (3.3 millones), aunque con curvas de casos diarios en descenso, mientras que Francia e Italia mantienen cierta estabilidad (2.8 y 2.3 millones de casos, respectivamente).

Preocupa, por el contrario, la gráfica en España, con 2.2 millones y nuevamente mostrando en algunas jornadas cifras récord de positivos detectados.

Algunos de los síntomas del coronavirus se agudizan debido a la contaminación del aire. ¿Por qué pasa esto?

También al alza se sitúan países latinoamericanos como Colombia (1.8 millones de casos y cifras récord de contagios diarios), Argentina (1.,7 millones) y México (1.6 millones y una curva en fuerte alza).

Los pacientes recuperados ascienden a 68 millones, y de los 25 millones de casos activos un 0.4% (111,000) se encuentran en estado grave o crítico.

CORONAVIRUS EN LATINOAMÉRICA

Brasil, uno de los epicentros mundiales de la pandemia, inició este lunes su campaña de inmunización con la vacuna del laboratorio chino Sinovac, la cual fue aplicada a dos mujeres a los pies del Cristo Redentor, la más icónica imagen del país.

Presionado por los gobernadores regionales, el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro decidió anticipar a este mismo lunes la vacunación contra el coronavirus SARS-CoV-2 en el país, la cual estaba prevista para el próximo miércoles.

El proceso oficial de inmunización inició tan solo un día después de que Sao Paulo, el estado más rico y poblado de Brasil, aplicó las primeras dosis de la llamada Coronavac, el antídoto desarrollado por la Sinovac en asociación con el Instituto brasileño Butantan, adscrito a la gobernación paulista.

Pusieron en marcha la Planta Generadora de Oxígeno, justo semanas antes de que la segunda ola de la pandemia llegase a Perú.

La importación de la Coronavac y la transferencia de su tecnología al Butantan fue promovida por el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, el principal rival de Bolsonaro y quien la víspera encabezó la ceremonia en la que fue inoculada la primera vacuna del país, lo que muchos analistas han interpretado como una derrota política del jefe de Estado.

Bolsonaro llegó a criticar públicamente la Coronavac y levantó dudas sobre su eficacia, pero este mismo lunes dio un giro en su discurso y recalcó que la vacuna china, la única disponible actualmente contra el SARS-CoV-2, es la "de Brasil".

En Colombia, más de 2.8 millones de personas que viven en siete de las 20 localidades de Bogotá comenzaron este lunes una nueva cuarentena estricta ante la emergencia sanitaria que vive la capital colombiana por el aumento de los contagios de COVID-19 y por la ocupación de las unidades de cuidados intensivos (UCI).

Este nuevo confinamiento irá hasta el 28 de enero en las localidades de Bosa, Ciudad Bolívar, Tunjuelito, Puente Aranda, Rafael Uribe, San Cristóbal y Usme, en el sur de la ciudad.

Coincide además con el que ya había sido impuesto en la ciudad para todo el fin de semana y con el decretado hace unos días para las localidades de Fontibón y Kennedy, pobladas por más de 1.6 millones de personas, que culminará a la medianoche del 21 de enero.

"Continúan en cuarentena estricta Kennedy y Fontibón (que terminarán su turno a la medianoche del 21 de enero), y Bosa, Ciudad Bolívar, Tunjuelito, Puente Aranda, Rafael Uribe, San Cristóbal y Usme (que terminarán a la medianoche del 28 de enero)", expresó la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

Las autoridades de Panamá inauguraron este lunes un área para atender a pacientes de COVID-19 en la Ciudad de la Salud, una millonaria obra señalada por presunta corrupción y paralizada por un conflicto entre el país y FCC, la multinacional que se adjudicó su construcción, en medio de un repunte de casos que ha obligado a reimplantar severas restricciones de movilidad.

"Hoy, después de dos administraciones, los panameños hemos entrado a la Ciudad de la Salud. Y, en esta ocasión, recibimos este edificio con todas las comodidades y tecnología para atender a pacientes con COVID-19", dijo el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, durante el acto inaugural, en el que estuvieron presentes el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, y el director del seguro social, Enrique Lau.

Tras un mes de obras, operadas por la empresa panameña Constructora Riga Services S.A, la "Fase 1 de la Ciudad de la Salud" cuenta con 300 camas para los enfermos de covid-19, divididas en 152 para sala de hospitalización, 48 para Unidad de Cuidados Respiratorios (UCRE) y 82 para Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

En UCI, los 82 cubículos podrían albergar hasta dos camas, lo que aumentaría hasta 30 el número de camas adicionales, según la información oficial, y las salas generales, además de contar con un equipo médico multidisciplinario, tendrán dos aparatos portátiles de ultrasonido y otros dos para radiología convencional.

En Venezuela, una niña de cuatro meses de edad falleció a causa del COVID-19 y se convirtió en la persona de menos edad en morir por esta enfermedad en el país, informó este lunes la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez.

El reporte gubernamental no agrega detalles sobre la forma en que se contagio la infante, cuyo único aspecto conocido es su edad y que falleció en el occidental estado de Yaracuy (oeste), a unos 300 kilómetros de Caracas.

"Cumplimos con el deber de informar que 6 venezolanos fallecieron en las últimas horas a causa del virus", indicó Rodríguez a través de su cuenta en la red social Twitter, para luego incluir en esa lista a la niña.

Además de la pequeña, una mujer de 87 años también falleció en esa región del país y otra de 74 años feneció en el estado Trujillo (oeste).

Contáctanos