Policía: enfurece tras partido de fútbol y lanza su SUV contra familia

Prisciliano Carranza de 22 años embistió a una familia con su camioneta SUV.

ILLINOIS- Un residente de Waukegan acabó arrestado el viernes por presuntamente haber matado a un hombre y herido a su familia, al lanzarle su camioneta SUV en medio de una discusión luego de un partido de fútbol. 

El hombre identificado como Prisciliano Carranza de 22 años, fue acusado de asesinato en primer grado y se encuentra detenido bajo una fianza de $5 millones, dijo la policía de Waukegan este fin de semana.

Autoridades indicaron que la mortal discusión se reportó luego de un partido de fútbol el viernes a eso de las 11:40 p.m en el estacionamiento del complejo Lake County Sports Center, cuando y de acuerdo a la policía, Carranza se subió a su camioneta y la abalanzó directamente contra la familia y otras personas. 

Durante el incidente José Ochoa-Martínez de 40 años y dos adolescentes resultaron heridos y tuvieron que ser trasportados a un hospital. 

Ochoa-Martínez también residía en Waukegan, informaron las autoridades este lunes. 

Una niña de 10 años también fue levemente impactada por la camioneta, y por suerte no tuvo que ser llevada al hospital.

Un quinto hombre, de unos 20 años, y que no estaba relacionado con la familia, también fue golpeado por la SUV y llevado al hospital.

El médico forense del Condado Lake informó el lunes que Ochoa-Martínez murió debido a las heridas causadas por el accidente.

En parte, Carranza logró ser detenido por la policía estatal de Illinois durante una parada de tráfico al momento en el que viajaba con tres personas en una SUV GMC negra, la cual mostraba daños en la parte delantera, dijo la policía. 

Carranza luego fue identificado como el conductor que embistió a la familia en el estacionamiento y de inmediato quedó detenido. Este deberá presentarse ante un juez el 29 de octubre.

"Hemos estado en estrecho contacto con la familia del Señor Ochoa-Martínez y le brindamos nuestro más sentido pésame en este momento tan difícil", dijo Howard Cooper, médico forense del condado Lake. "Esto es realmente una tragedia".

Contáctanos