Cuentan del 1 al 43 mientras aguardan al Papa

Cuando aguardaban el arribo del Pontífice, miles de personas recordaron a los estudiantes de Ayotzinapa

papa-francisco-michoacan-estadido-religiosos

La desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa protagonizó durante unos breves pero significativos instantes la espera a Francisco con una cuenta del 1 al 43 en el estadio de Morelia, la capital del estado de Michoacán, donde el papa ofició una misa con sacerdotes, religiosos y seminaristas.

Mientras aguardaba la llegada de Jorge Mario Bergoglio, el primer papa latinoamericano, las cerca de 20,000 personas congregadas en el estadio Venustiano Carranza se entretenían ensayando cánticos y lemas dedicados a Francisco.

Pero en mitad de estas dinámicas, cuando quedaban unos 40 minutos para que Francisco arribara, el maestro de ceremonias rogó oraciones por las familias, los sacerdotes y las vocaciones y, a continuación, pidió un minuto de silencio por "Los 43".

Tras unos segundos de silencio, se empezó a corear la cuenta del 1 al 43, la cual fue acompañada por los golpes de batería de los músicos que estaban animando la espera.

En un principio, el presentador pidió el minuto por "los 49", lo que hizo pensar a varios de los asistentes que se refería a los reos fallecidos en el motín sucedido el jueves en el penal de Topo Chico (Nuevo León).

Sin embargo, el presentador rectificó al momento, confirmando que el silencio se guardaría por los 43 estudiantes que desaparecieron el septiembre de 2014 en el sureño estado de Guerrero a manos de policías y miembros del crimen organizado.

El posible encuentro del papa con los familiares de los 43 jóvenes, si bien no ha llegado a producirse, se convirtió en una cuestión recurrente en los días previos a la llegada del papa, tanto que el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, dijo que se le estaba presionando mediáticamente a Francisco.

"El papa habla con todos con gran compresión y cercanía, con todos los que sufren violencia. Él tiene en su corazón a cada uno de ellos, es consciente de la tragedia de los 43 y de muchas tragedias de otras personas que sufren", señaló.

El único gesto directo hacia los familiares fue la reserva de tres lugares en la misa que Francisco celebrará el miércoles en Ciudad Juárez, en el fronterizo estado de Chihuahua, en la que se recordará a las víctimas de la violencia; una invitación que los padres de Ayotzinapa rechazaron.

Francisco desarrollará toda su jornada del martes en Michoacán, donde sostendrá un encuentro con niños en la Catedral Metropolitana a las 4:15pm/3:15c.

Después, el pontífice sostendrá un encuentro con jóvenes a las 5:30pm/4:30c en el estadio José María Morelos y Pavón, que acogerá a unos 40,000 dentro del recinto.

El encuentro durará aproximadamente una hora, tras lo cual Francisco partirá de regreso a la Ciudad de México a las 7:55 pm/6:55c para pernoctar en la Nunciatura, como ha hecho todos los días desde su llegada el pasado viernes a México.

Contáctanos