Por qué erupcionan los volcanes y son tan temibles

La explosión del Volcán de Fuego en Guatemala causó muertos y desaparecidos. Te explicamos este increíble fenómeno geológico.

15 fotos
1/15
Shutterstock/Getty Images
2/15
EFE
Guatemala despertó el lunes en medio del dolor por la muerte de decenas de personas tras la violenta erupción del Volcán de Fuego, uno de los más activos de Centroamérica, que ha dejado al menos 25 muertos y un número indeterminado de desaparecidos. Te explicamos en términos sencillos el fenómeno geológico que está afectando al país centroamericano.
3/15
EFE
Según los expertos, la explosión registrada poco antes del mediodía del domingo fue la más violenta en 40 años. La erupción, que tomó por sorpresa a los residentes en la zona, levantó una enorme columna de humo y ceniza que cubrió varias poblaciones.
4/15
EFE
Un volcán erupciona cuando el magma, o roca líquida o derretida, presiona desde abajo y encuentra un punto débil y atraviesa la corteza de la Tierra, muchas veces a través del cono de un volcán.
5/15
Shutterstock
Las erupciones llevan consigo emanaciones de lava, ceniza y gases tóxicos. En el caso del Volcán del Fuego, en Guatemala, la explosión del cono trajo aparejado mucha ceniza que es la que está causando estragos.
6/15
Shutterstock
Según coinciden publicaciones de renombre, como National Geographic y Nature, el magma se encuentra en gran parte del núcleo de la Tierra. Es una combinación de roca fundida, compuestos sólidos y hasta volátiles.
7/15
Shutterstock
El magma tiene temperaturas entre 1290 y 2370 grados Fahrenheit y ejerce una increíble presión contra la corteza terrestre.
8/15
EFE
Aún para los científicos, como geólogos, es muy difícil tener una idea de cuándo un volcán está pronto a erupcionar. En la foto, el Volcán del Fuego, el domingo en Guatemala, donde largó una impresionante cantidad de ceniza.
9/15
Shutterstock
No obstante, se pueden describir tres factores que pueden dar una ideas de una inminente erupción: la presión de los gases en el magma, la fluidez del magma y la aparición de una nueva cantidad de magma en una cámara o receptáculo que ya presentaba magma hasta su capacidad.
10/15
EFE
“Estábamos en una fiesta, celebrando la llegada de un bebé, cuando una vecina nos llamó a gritos para que fuéramos a ver que la lava ya venía, no le creímos y cuando salimos a ver el lodo caliente ya venía bajando por la calle”, dijo Hilda López, una de las afectadas por la repentina erupción del Volcán del Fuego en Guatemala.
11/15
Shutterstock
“Allá se quedó mi mamá, no pudo salir”, añadió la mujer, que vivía en la aldea de San Miguel Los Lotes, ubicada al sur de la capital, Ciudad de Guatemala. En la imagen, el cráter de un volcán, visto desde arriba, con el afloramiento del magma.
12/15
Shutterstock
En el caso de la erupción en Guatemala, el flujo piroclástico -una mezcla de agua y lodo hirviendo que bajaba del volcán- y el humo tóxico que lo precedía, fueron letales, junto a la ceniza.
13/15
EFE
En la aldea de San Miguel Los Lotes, ubicada al sur de la capital, Ciudad de Guatemala, los rescatistas localizaron el domingo 18 cadáveres, explicó David de León, vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED).
14/15
EFE
La reciente erupción en Guatemala le sigue a las ocurridas en la isla de Hawái, donde el volcán Kilauea ha estado arrojando lava desde hace semanas, además de gases tóxicos. La lava arrasa todo a su paso y tras el contacto con la superficie, se solidifica, cambiando radicalmente la topografía del lugar. Además, si la lava entra en contacto con agua, como el caso en Hawái, genera más gases tóxicos que son peligrosos para la salud.
15/15
Getty Images
Las erupciones en Hawái han estado marcadas por los afloramientos de lava, cenizas y gases tóxicos. Te puede interesar: Volcán de Fuego deja niños quemados y decenas de muertos
Contáctanos