Ayotzinapa: para la justicia, los estudiantes fueron ejecutados

Los jueces federales rechazaron la presunción de la 'desaparición forzada' y reforzaron la tesis del homicidio

87309274

Jueces federales sentenciaron el sábado que los 43 estudiantes desaparecidos en el estado de Guerrero desde el 26 de septiembre de 2014 no fueron blanco de desapariciones forzadas sino que fueron ejecutados, según afirma el diario mexicano Reforma, basado en su acceso a los expedientes.

El juzgado primero de Distrito en Procesos Federales y el segundo Tribunal en Procesos Penales de Tamaulipas dieron a conocer sus fallos sobre el sonado caso basado en la presunción de que jóvenes que cursaban estudios en la Normal Rural de Ayotzinapa habían sido secuestrados y se encontraban desaparecidos por las autoridades en connivencia con presuntos delincuentes.

[[379075291, ]]

El diario Reforma señala que la desaparición forzada, la figura legal bajo la lupa por los jueces federales, requiere de tres condiciones para ser considerada como tal y que una de ellas, 'el ocultamiento de las víctimas', no fue acreditada por la SEIDO (Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada), una dependencia de la Procuraduría General de la Nación.

"Las constancias procesales apuntan en forma coincidente a que las víctimas no fueron mantenidas en el ocultamiento; muy al contrario, fueron detenidas, privadas de la libertad y trasladadas al lugar donde fueron ejecutadas sumariamente", establece la sentencia tal como lo reporta el diario Reforma.

Los jueces federales también argumentaron que la desaparición forzada, por ser considerada "represiva", implica una 'privación de la libertad extensa, y en este caso eso tampoco ocurrió, ya que las constancias indican que los estudiantes muy probablemente fueron asesinados horas después de su detención', según el diario mexicano.

El diario Reforma agrega que los magistrados, en base a sus sentencias, rechazaron girar las órdenes de captura por desaparición forzada en contra de 56 acusados, como el ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa, como así también contra policías municipales y presuntos integrantes de la banda Guerreros Unidos.

[[378862871, ]]

Como se recordará, decenas de estudiantes de la Escuela Rural de Ayotzinapa tomaron varios vehículos la noche del 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, para concurrir a una manifestación en la Ciudad de México pero fueron atacados presuntamente por un grupo de policías junto a miembros del crimen organizado. Tras los hechos, los 43 jóvenes no fueron vistos con vida hasta la fecha.

Familiares de los adolescentes, organizaciones de Derechos Humanos y activistas han estado presionando al gobierno mexicano por el esclarecimiento de los hechos que trascendieron la frontera estatal y nacional, para convertirse en una espina en el pie para el presidente Enrique Peña Nieto y el resto de las autoridades nacionales y estatales, señaladas en las denuncias públicas.

Contáctanos