Plan de Trump pondría la capital palestina el partes de Jerusalén

La propuesta de paz estadounidense duplica el territorio actual palestino, pero otorga Cisjordania a Israel.

Trump y Netanyanu
GETTY IMAGES

WASHINGTON - El presidente Donald Trump presentó este martes su plan de paz para el Medio Oriente, el cual llama a la creación un Estado palestino con su capital en partes de Jerusalén.

Trump, con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu a su lado en la Casa Blanca, dijo que se trata de un acuerdo que beneficia tanto a palestinos como israelíes.

El presidente estadounidense dijo que él ha hecho mucho por Israel, pero que quería que el tratado fuese "un gran acuerdo para los palestinos", agregando que el plan es una "oportunidad histórica" para que los palestinos obtengan su independencia.

La propuesta estadounidense duplica el territorio actual palestino, aunque reconoce la soberanía de Israel sobre los principales asentamientos de Cisjordania, algo de lo cual los palestinos no estarán de acuerdo.

El Ejército israelí desplegó este martes refuerzos de seguridad en la ocupada Cisjordania, donde una escuela palestina fue incendiada, horas antes de que EEU presentara su plan.

La iniciativa que Trump se suma a otras de diferentes mediadores a lo largo de los años que no prosperaron, si bien antes sí se lograron acuerdos de mínimos.

Lo hizo ante la resistencia de los residentes; también demolieron una vivienda aledaña.

La convocatoria de protestas palestinas en los territorios ocupados el martes y el miércoles planteaba la posibilidad de choques con tropas israelíes.

El último plan para la zona lo presentó su antecesor en la Casa Blanca, Barack Obama, en mayo de 2011, cuando se reunió con Netanyahu, a quien propuso por primera vez que considerara un estado palestino basado en las fronteras previas a la Guerra de los Seis Días de 1967 "con intercambios de tierra acordados mutuamente".

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu hizo varias declaraciones el domingo durante una reunión con su gabinete.

Más de 600,000 judíos israelíes viven en asentamientos dispersos por la ocupada Cisjordania el anexionado Este de Jerusalén, territorios capturados por Israel en la guerra de 1967 y que los palestinos reclaman para un estado futuro.

La mayor parte de la comunidad internacional es partidaria de una solución de dos estados para el conflicto y considera los asentamientos como ilegales y un obstáculo para la paz.

La defensa del presidente regresa al Congreso con sus argumentos.

Netanyahu consideró indefendible esta propuesta al no tener en cuenta los cambios demográficos ocurridos sobre el terreno, en los últimos 45 años. Y respecto a los refugiados palestinos - uno de los aspectos más espinosos - descartó que pudieran regresar a Israel.

La negociaciones están estancadas desde 2008 después de que Israel lanzara la operación “Plomo Fundido" en la franja de Gaza que dejó más de 1,400 palestinos muertos en respuesta al lanzamiento de cohetes por el grupo integrista Hamás.

Contáctanos