Tropas sirias dan importante estacazo a rebeldes al capturar ciudad clave

La ofensiva siria parece apuntar por ahora a asegurar una carretera estratégica en territorio controlado por los rebeldes

EFE

DAMASCO, Siria — Las fuerzas del gobierno sirio capturaron el sábado nuevas áreas de los insurgentes en su ofensiva en el noroeste del país, en momentos en que Turquía envió más refuerzos al país devastado por la guerra, informaron los medios estatales y activistas de la oposición.

La ofensiva gubernamental, de varias semanas de duración, ha creado una crisis humanitaria con aproximadamente 600,000 personas que han huido de sus hogares desde principios de diciembre en el último bastión rebelde en Siria, según Naciones Unidas.

Los rebeldes controlan gran parte de la provincia de Idlib y partes de la vecina región de Alepo, que alberga a unos 3 millones de personas, muchas de ellas desplazadas de otras partes de Siria.

La ofensiva siria parece apuntar por ahora a asegurar una carretera estratégica en territorio controlado por los rebeldes, en lugar de una campaña para recuperar toda la provincia, incluida la ciudad de Idlib, la capital provincial densamente poblada.

“Nuestro objetivo es despejar la carretera y desalojar a los terroristas de ella”, dijo a la televisión estatal un comandante sirio en el terreno. Se refería a la autopista M5, que une la capital, Damasco, con la ciudad norteña de Alepo.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un organismo de la oposición y que monitorea la guerra desde su sede en Gran Bretaña, dijo que las fuerzas gubernamentales aún deben despejar 18 millas de la carretera antes de que esté bajo el control total del ejército por primera vez desde 2012.

El dramático rescate tuvo lugar al sur de Alepo, que se encuentra en medio de la guerra civil en Siria.

La nueva ofensiva de las fuerzas sirias se produjo en momentos en que Turquía, uno de los principales apoyos de la oposición, enviaba más refuerzos a Idlib, según el activista del Observatorio con sede en Idlib, Taher al-Omar, que está entre los milicianos.

El Observatorio dijo que un convoy que consta de 430 vehículos ingresó a Siria desde el viernes por la noche, elevando la cantidad de vehículos que ingresaron a Siria desde el fin de semana pasado a más de 1,000.

Al menos 18 personas murieron en el fatal atentado en un pueblo del norte de Siria controlado por combatientes de la oposición respaldados por Turquía.

Un extraño enfrentamiento el 3 de febrero entre las tropas turcas y los soldados sirios dejó siete soldados turcos y un civil turco muerto, así como 13 soldados sirios fallecidos.

Moscú y Ankara apoyan a bandos opuestos de la guerra civil siria. Rusia es el principal aliado de las fuerzas del presidente de Siria, Bashar Assad, mientras que Turquía respalda a los insurgentes que combaten al gobierno en Damasco.

Contáctanos