Realeza británica

Sarah Ferguson, duquesa de York, recibe diagnóstico de melanoma

La exesposa del príncipe Andrés estaba en medio de un tratamiento por cáncer de seno cuando le fue detectado el melanoma.

Telemundo

LONDRES - Sarah, la duquesa de York, fue diagnosticada con un melanoma maligno que fue descubierto durante su tratamiento por cáncer de mama, informó un portavoz.

El melanoma fue hallado luego de que los médicos le extirparon varios lunares mientras se encontraba en una cirugía de reconstrucción tras una mastectomía. Los doctores analizan si la enfermedad aún se encuentra en una etapa temprana.

“Claramente, otro diagnóstico tan poco tiempo después de recibir tratamiento por cáncer de mama ha sido inquietante, pero la duquesa sigue de buen ánimo”, señaló el portavoz.

Sarah, de 64 años —exesposa del príncipe Andrés y madre de la princesa Beatriz y la princesa Eugenia—, fue alguna vez un blanco favorito de los tabloides británicos. Originalmente llamada Sarah Ferguson y conocida como “Fergie”, ha publicado sus memorias y es autora de varios libros para niños, al igual que de un romance histórico para adultos.

El anuncio se llevó a cabo cinco días después de que se dieron a conocer dos anuncios sobre problemas de salud en la familia real británica: Kate, princesa de Gales, se sometió a una cirugía abdominal, y al rey Carlos III le realizarán un tratamiento de la próstata esta semana.

¿QUÉ ES EL MELANOMA?

Se trata de un tipo de cáncer de piel y es considerado el mñas grave, que se produce cuando los melanocitos (las células que dan a la piel su color bronceado o marrón) comienzan a crecer fuera de control, según indica la Asociación Americana de Cáncer.

Es menos frecuente que otros tipos de cánceres de piel; sin embargo, resulta el más peligroso porque es mucho más probable que se propague a otras partes del cuerpo si no se descubre y se trata a tiempo. Las células de casi cualquier parte del cuerpo pueden convertirse en cáncer y pueden entonces extenderse a otras áreas del cuerpo.

De acuerdo con la Clínica Mayo, aún no es clara la causa exacta de todos los melanomas, pero la exposición a la radiación ultravioleta (UV) de la luz solar o de las lámparas y de las camas solares aumenta el riesgo de tener melanoma. Limitar la exposición a la radiación UV puede ayudar a reducir el riesgo de tener melanoma.

Derechos de autor AP - Associated Press
Contáctanos