El Reino Unido dejó la Unión Europea: estos son los cambios que vienen

Se separó del bloque de 28 países tras una membresía que duró 47 años.

Telemundo

LONDRES, Inglaterra - Tras 47 años de membresía, el Reino Unido ha dejado la Unión Europea, pero es sólo la primera fase de una travesía que todavía tiene reservados muchos giros más.

El Reino Unido se separó del bloque de 28 países con casi 500 millones de habitantes en total, que durante décadas ha ayudado a establecer las normas del comercio, agricultura, protección ambiental y mucho más del Reino Unido. La ruptura fue a las 11 p.m. del viernes hora local.

¿QUÉ CAMBIARÁ?

La mayoría de las personas en el Reino Unido y la UE notarán pocos cambios este año.

El acuerdo de separación incluye un “periodo de transición” de 11 meses, en donde las relaciones se mantendrán básicamente intactas. Reino Unido seguirá apegado a las normas de la UE, aunque ya no tendrá voz ni voto en la toma de decisiones.

Los ciudadanos tanto de Gran Bretaña como de los 27 países de la UE todavía podrán viajar, trabajar y vivir en cualquier parte del territorio en lo que resta del año, y en la práctica, las empresas del Reino Unido seguirán siendo parte del mercado único de bienes y servicios de la UE.

Sin embargo, algunas personas se verán afectadas de inmediato.

A partir de este sábado, los ciudadanos británicos en algunos países de la UE perderán el derecho a votar o postularse para puestos en elecciones locales.

¿QUÉ SUCEDERÁ DESPUÉS?

La salida del Reino Unido marca el final de la primera etapa del Brexit: el divorcio amigable.

Sigue la parte que podría ser más complicada: forjar una nueva relación.

Eso significa un pacto comercial, pero también acuerdos que abarcan todo, desde la seguridad hasta normas de telecomunicaciones. Ambas partes acordaron llegar a una “sociedad ambiciosa, extensa, profunda y flexible”, incluido un acuerdo comercial, para el 31 de diciembre.

Reino Unido y la UE expondrán sus posturas iniciales en unos cuantos días, aunque las negociaciones profundas no comenzarán hasta marzo.

¿CUÁLES SON LAS ÁREAS COMPLICADAS?

Ambas partes arrancan con una postura firme que parece encaminarlos a una colisión.

Reino Unido dijo que quiere un acuerdo de libre comercio al “estilo Canadá” con la UE, que cubra tanto bienes como servicios. Pero está aferrada a que no se apegará al reglamento de la UE a cambio de un comercio libre, porque quiere tener la libertad de disentir para lograr nuevos acuerdos en el mundo.

El bloque insiste que no puede haber un pacto comercial al menos que el Reino Unido acuerde “igualdad de condiciones” y no socave las regulaciones de la UE.

"No tengo otra opción", dijo el príncipe Harry sobre la decisión de renunciar a sus funciones en la monarquía británica.

Un probable conflicto es la pesca. Recuperar el control de las aguas del Reino Unido para sus pescadores es un tema crucial para las personas a favor del Brexit. Sin embargo, el bloque podría condicionar un pacto en otras áreas, como en los servicios financieros - una rebanada mucho más grande de la economía británica - , a que se permita que los buques de pesca de la UE tengan acceso continuo a aguas del Reino Unido.

Ambas partes también necesitan conversar sobre la cooperación de seguridad, para garantizar que no haya huecos en la lucha contra el terrorismo, el contrabando, el lavado de dinero o el crimen trasfronterizo.

¿QUÉ SUCEDERÁ EN 2021?

Esta es la gran incógnita.

La UE está dispuesta a extender hasta dos años el periodo de transición de el Reino Unido si no se llega a un acuerdo comercial, pero el primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, dice que no estará de acuerdo con eso. El gobierno del Reino Unido insiste en que 11 meses es suficiente tiempo para lograr un acuerdo, pero la UE señala que dichos acuerdos suelen demorar años.

La negociación del acuerdo entre la UE y Canadá que el gobierno británico citó como modelo demoró siete años.

También fue electo como líder del Partido Conservador de Gran Bretaña.

Si no hay acuerdo para finales del 2020 y el Reino Unido se niega a extender el periodo de negociación, los británicos enfrentarán una ruptura económica abrupta y perturbadora, la libra se desplomará y el Reino Unido podría caer en recesión.

Los límites o recovecos en materia de seguridad transfronteriza podrían incluso permitir que prosperen grupos delictivos o terroristas.

Si el tiempo se agota, ambas partes podrían acordar un pacto comercial básico con muchos vacíos para llenarse después.

Contáctanos