Nicaragua recibe condenas por violencia de Ortega

La OEA aprobó una resolución donde pide convocar elecciones adelantadas.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Masaya el rostro de la represión en Nicaragua

    El Departamento de Estado de Estados Unidos asegura que esto supone "otro claro ejemplo" del deseo del mandatario de "aferrarse al poder".

    (Publicado miércoles 18 de julio de 2018)

    WASHINGTON — La Organización de Estados Americanos condenó el miércoles las violaciones a los derechos humanos cometidas por policías y civiles armados progubernamentales en Nicaragua desde que comenzaron a realizarse protestas multitudinarias contra el presidente Daniel Ortega a mediados de abril.

    En la resolución, adoptada con 21 votos a favor por 3 en contra y 7 abstenciones_, también se criticó el hostigamiento a obispos católicos, quienes han sufrido al menos tres ataques.

    La resolución auspiciada por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Perú y Estados Unidos llama a Ortega a respaldar un calendario electoral acordado en las negociaciones.

    Ortega se ha negado a adelantar las elecciones y califica a quienes piden su salida de “golpistas”.

    Por su parte, El Departamento de Estado de Estados Unidos aseguró que el asalto a la ciudad de Masaya en Nicaragua por parte de las fuerzas del Gobierno del presidente Daniel Ortega supone "otro claro ejemplo" del deseo del mandatario de "aferrarse al poder".

    "El ataque de ayer en Masaya es otro claro ejemplo de la voluntad de Ortega de aferrarse al poder sin importarle el precio que tenga que pagar el pueblo nicaragüense", denunció en una rueda de prensa la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

    La funcionaria estadounidense criticó con vehemencia que el Ejecutivo enviara el martes a las fuerzas del orden y a "grupos armados" afines a Ortega a Masaya con el objetivo de retomar el control de las calles, una operación en la que, según Nauert, perdieron la vida al menos tres ciudadanos.

    Asimismo, la portavoz expresó su satisfacción por el hecho de que la comunidad internacional se esté posicionando claramente contra Ortega y agradeció a la Conferencia Episcopal de Nicaragua sus esfuerzos para "resolver el actual conflicto, restaurar el respeto a los derechos humanos y alcanzar un mejor futuro".