Aumentan a más de 20 los muertos tras ataque en Kenia

Entre los fallecidos figuran 16 kenianos, un británico, un estadounidense y tres africanos.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Ataque armado a hotel de lujo en Kenia

    Muerte y destrucción causo el ataque de presuntos extremistas.

    (Publicado martes 15 de enero de 2019)

    El número de muertos en el ataque perpetrado el martes contra un lujoso complejo hotelero en el norte de Nairobi ha aumentado de 14 a 21, confirmó el inspector general de la Policía de Kenia, Joseph Boinnet.

    En una rueda de prensa a última hora de este miércoles, Boinnet señaló que seis nuevos cadáveres se hallaron en el complejo 14 Riverside y que un policía murió por la gravedad de sus heridas, informaron medios locales.

    Entre los fallecidos figuran 16 kenianos, un británico, un estadounidense y tres personas de origen africano que todavía no han sido identificadas, precisó el inspector.

    "Es terrible. Lo que he visto es terrible", dijo Charles Njenga, quien huyó de una escena de sangre, vidrios rotos, vehículos en llamas y columnas de humo negro.

    Al-Shabab, el grupo con sede en Somalia que llevó a cabo el ataque de 2013 en el cercano Westgate Mall en Nairobi que dejó 67 muertos, se atribuyó la responsabilidad de la masacre en el complejo hotelero DusitD2, que incluye bares, restaurantes, oficinas y bancos. en un barrio acomodado con muchos expatriados estadounidenses, europeos e indios.

    Un oficial de policía de Kenia dijo que se habían llevado 15 cadáveres a la morgue. Él habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado para hablar con los reporteros. Al-Shabab afirmó que 47 personas murieron, pero la publicación de la agencia de noticias Shahada no dio detalles.

    Las autoridades enviaron fuerzas especiales al hotel para expulsar a los hombres armados. El martes por la noche, aproximadamente ocho horas después de que comenzara el asedio, el ministro del Interior, Fred Matiang'i, dijo que todos los edificios afectados habían sido asegurados.

    "Me gustaría reiterar que la situación está bajo control y que el país está a salvo", dijo.

    Sin embargo, se escucharon más disparos aproximadamente una hora después, informó la emisora ​​keniana NTV. Algunos miembros de la familia dijeron que habían estado en contacto con seres queridos que aún se escondían dentro del complejo, esperando ser rescatados.

    Las autoridades no dijeron cuántos atacantes había, o qué les sucedió, a pesar de que Citizen TV de Kenia transmitió imágenes de cámaras de seguridad que mostraban al menos cuatro hombres fuertemente armados con equipos paramilitares de color oscuro.

    Un oficial de policía que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado para hablar con los medios de comunicación, dijo que se habían visto cadáveres en los restaurantes de la planta baja y en las oficinas de la planta superior, pero "no había tiempo para contar a los muertos".

    El asalto coordinado comenzó con una explosión que apuntó a tres vehículos fuera de un banco y un atentado suicida en el vestíbulo del hotel que hirió gravemente a varios invitados, dijo el jefe de la policía nacional de Kenia, Joseph Boinnet.

    Los sobrevivientes informaron haber escuchado una explosión devastadora y vieron a personas abatidas por hombres armados mientras estaban sentados en un café.

    "Estábamos cambiando de turnos, y fue entonces cuando escuché una fuerte explosión y la gente gritaba", dijo Enoch Kibet, quien trabaja como limpiadora en el café y logró salir por la puerta del sótano. "No podía creer que estuviera viva. La explosión fue tan fuerte que sacudió todo el complejo".

    Los hospitales de Kenia hicieron un llamado a donar sangre, aun cuando el número de heridos no estaba claro.

    El video de Associated Press desde el interior del hotel mostraba a los agentes de seguridad de Kenia buscando en el edificio mientras aún se escuchaban los disparos. 

    Al igual que el ataque en el centro comercial Westgate, este parece estar dirigido a kenianos y extranjeros adinerados. Se produjo un día después de que un magistrado dictaminó que tres hombres deben ser juzgados en relación con el sitio de Westgate Mall.

    Al-Shabab ha prometido represalias contra Kenia por enviar tropas a Somalia para combatirlo desde 2011. La violencia del martes se produjo tres años después de que los extremistas de Al-Shabab atacaran una base militar de Kenia en Somalia, matando a decenas de personas.

    El grupo vinculado a Al Qaeda ha matado a cientos de personas en Kenia. En el ataque más letal, al-Shabab se atribuyó la responsabilidad de un asalto a la Universidad Garissa de Kenia en 2015 que mató a 147 personas, en su mayoría estudiantes.

    La última carnicería demostró la capacidad continua de al-Shabab para llevar a cabo espectaculares actos de derramamiento de sangre a pesar de un aumento dramático en los ataques aéreos de los Estados Unidos contra el presidente Donald Trump.