¡No a la violencia en la UNAM!: miles de estudiantes

Jóvenes piden en redes apoyo para identificar a agresores de alumnos.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Hoy en México: Protestas en la UNAM

    Hoy en Mexico la UNAM

    (Publicado miércoles 5 de septiembre de 2018)

    Llegaron y sin pena ni piedad agredieron a todo el que se cruzó a su paso, alumnos que se manifestaban de forma pacífica en el campus de la Universidad Nacional Autónoma de México.

    Por esa violencia que generaron y por las víctimas que dejaron, el miércoles sus fotos inundan las redes sociales, en un intento porque sean identificados y llevados ante la justicia.

    "Me parece que la impunidad tiene que ser despojada de la universidad", expresa Emanuel Dorado, uno de los estudiantes de la UNAM, la mayor universidad pública mexicana.

    Emanuel, al igual que miles de alumnos de la UNAM, se unieron a la campaña para encontrar a quienes se identifican en los videos como los protagonistas de estas imágenes que dejaron dos heridos de gravedad y al menos 12 más lesionados.

    La trifulca empezó luego de que alumnos del Colegio de Ciencias y Humanidades de Azcapotzalco decidieron quejarse de la falta de maestros y la presencia de porros, como se les conoce en México a los grupos de choque, en su plantel.

    Los estudiantes inconformes llegaron a Ciudad Universitaria para manifestarse pacíficamente, pero detrás de ellos arribó un grupo de choque que convirtió esa explanada en un campo de batalla.

    Entre el ruido de los golpes y las explosiones, los provocadores no pudieron escapar de las cámaras por lo que ya han comenzado a ser identificados.

    "He firmado la expulsión de 18 individuos inscritos en la universidad", dijo el martes el rector Enrique Graue.

    Patricia llegó el miércoles temprano a la Rectoría, a su escuela, que al igual que otras 40 más -entre colegios, facultades y escuelas- se declararon en paro para pedir castigo para los agresores y para las autoridades que, a pesar de estar presentes, no hicieron nada.

    "Esperemos que sí hagan algo para atender las peticiones y atrapen a los chicos", dice Patricia, quien se sumó a los más de 10,000 jóvenes que el miércoles se manifestaron frente a la Rectoría.

    Y marcharon una vez más para exigir que acaben con los grupos históricamente identificados como porros, generadores de conflictos, miedo y violencia.