Niñas aceptarían "sexting" a cambio de dinero

Si hay pago de por medio, alumnas muestran sus senos o se dejan tocar, según estudiantes.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Pago por sexting preocupa en México

    Los propios alumnos han confirmado a las autoridades educativas que los salones y los baños de diversas secundarias del estado de Morelos en México, se han convertido en el escenario donde algunas de sus compañeras les permiten acceder a sus partes privadas a cambio de dinero. (Publicado lunes 10 de septiembre de 2018)

    Con pláticas, los profesores tratan de llegar a la conciencia de las adolescentes que han encontrado en su cuerpo una forma de ganar dinero fácil.

    "Es una cuestión que parece un juego, pero termina siendo una cuestión muy problemática por el impacto que genera", explicó la profesora Selena Tuxpan.

    Los propios alumnos han confirmado a las autoridades educativas que los salones y los baños de diversas secundarias del estado de Morelos, se han convertido en el escenario donde algunas de sus compañeras les permiten acceder a sus partes privadas a cambio de dinero.

    "Están ofreciéndole a sus compañeros el mostrarles sus senos por 20 pesos (alrededor de $1) e incluso acceden a que se los puedan tocar por 50 pesos (casi $3) durante tres segundos", afirmó Dante Chávez García, del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de Morelos.

    Además, según alumnos, el negocio de estas menores se complementa con la venta de fotografías de ellas desnudas o en ropa interior, las cuales entregan físicamente o vía telefónica.

    "Todas las niñas que pasaron sus fotos tenían como una galería y las vendían a cinco pesos, diez, dependiendo de la niña que sea", dijo Yunen, una de las estudiantes de Morelos.

    Al acceder a este material, los directivos de los planteles involucrados identificaron a varias estudiantes, menores de entre 11 y 15 años de edad.

    La revisión y vigilancia se mantienen de manera permanente en todas las escuelas de ese estado, incluso en regiones alejadas, y hasta ellas llevan las pláticas de prevención y se atiende a quienes han caído en esta práctica.

    Las medidas se ampliaron a los maestros y a los padres de familia, sobre todo a los que tienen contacto con las adolescentes que se ha comprobado que participan en este tipo de actividades.

    "Desconocemos toda esa información y la debemos de conocer, para nosotros concientizar a nuestros jóvenes la importancia de conocer y tomar acciones respecto a ello", considera la profesora Lilia Delgado.

    La Fiscalía del estado permanece atenta ante este asunto, pero no ha intervenido porque no se ha presentado ninguna denuncia formal.