Reynosa vive jornada violenta tras varios enfrentamientos

Pacientes, familiares y personal del hospital del IMSS vivieron momentos de angustia.

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Pánico en Reynosa por varias balaceras

    Los disparos causaron alarma entre los pacientes de un hospital local. (Publicado jueves 7 de marzo de 2019)

    La ciudad de Reynosa vivió una muy violenta jornada la tarde del miércoles debido a varios los enfrentamientos registrados entre el crimen organizado y fuerzas de la ley y que dejaron heridos y terror a su paso.

    Uno de estos enfrentamientos provocó pánico en el hospital de especialidades del IMSS ubicado sobre la carretera Reynosa-San Fernando causando daños a su infraestructura.

    La jornada violenta comenzó poco después del mediodía cuando elementos de investigación de la Policía Estatal de Tamaulipas en el fraccionamiento Valle Soleado, donde recientemente fueron hallados tres restos humanos, fueron interceptados por presuntos criminales armados quienes los atacaron en la brecha La Retama.

    De acuerdo con el reporte oficial, este enfrentamiento duró cerca de quince minutos.

    En respuesta, las fuerza federales y estatales instalaron filtros de seguridad en la periferia del área. La persecución y balacera continúo por la carretera Reynosa-San Fernando y fue una bala perdida la que perforó los cristales del hospital generando el terror entre los pacientes, familiares y personal médico.

    Las autoridades, por su parte, no han confirmado si hubo heridos en el hospital durante este enfrentamiento.

    Pero el tiroteo y persecución no terminó ahí, ya que siguió por varias colonias y en un momento una unidad de Fuerza Tamaulipas incluso se volcó al chocar contra otra patrulla de la misma dependencia policial que trataba de dar alcance a los delincuentes dejando un saldo de cuatro oficiales lesionados.

    Más tarde se registraron dos bloqueos que mientras eran retirados por las autoridades, personas armadas despojaron a oficiales de la PGJT de sus armas y huyeron en un vehículo que fue localizado después en un basurero.