México: Papa Francisco dará un mensaje en lenguas indígenas

En una misa multitudinaria en el estado de Chiapas al menos saludará en lenguas Tzotzil y Tzeltal

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    México: Papa Francisco dará un mensaje en lenguas indígenas
    Arquidiócesis de Tuxtla / YouTube
    Durante su visita a Chiapas, el papa Francisco tendrá oportunidad de reunirse con indígenes de diversas etnias.

    El papa Francisco emitirá un mensaje en lenguas indígenas cuando el 15 de febrero celebre una misa multitudinaria en el Centro Deportivo Municipal de San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

    Los organizadores consideran que al menos 100,000 indígenas de México y diversos países de Centroamérica acudirán al encuentro con el Pontífice de nacionalidad argentina.

    "Al Papa no lo hemos obligado a que él diga alguna parte porque se complica para él; pero él sí pidió dar un pequeño saludo en Tzotzil y en Tzeltal; quizás también en Náhuatl porque van a venir algunos creyentes de la etnia Náhuatl", dijo Felipe Arizmendi, obispo de San Cristóbal de las Casas.

    Las lenguas Tzotzil y Tzeltal son de las principales que hablan las comunidades de Chiapas, donde en 1994 se alzó el izquierdista Ejército Zapatista de Liberación Nacional, cuya base estaba integrada por centenas de indígenas.

    De hecho, la presencia indígena en la misa tendrá un profundo acento indígena, ya que habrá mensajes, lecturas y cánticos en las cinco lenguas madres de Chiapas: Chol, Tzotzil, Tzeltal, Tojolabal y Zoque.

    "La primera lectura será en Chol y la va a proclamar una religiosa de Palenque; el Salmo va ser cantado en español, la respuesta del pueblo y todo el Salmo va ser en Tzotzil y lo van a cantar unas religiosas de las Misioneras Clarisas; el Evangelio va ser proclamado en Tzeltal y lo hará un diácono permanente", detalló Arizmendi.

    Los coros estarán a cargo de 300 mariachis indígenas, los niños del coro de Acteal; además de que dos bandas de niños Mixes, provenientes de Oaxaca, tendrán participación.

    "No es que lo estemos inventando para que el Papa vea, sino que son celebraciones ordinarias que tenemos aquí entre nosotros; pero sí ya pedimos todos los permisos a Roma", aseguró el obispo.