Grillos mormones invaden escuela y alrededores en Elko, Nevada

NBC Universal, Inc.

ELFO, NEVADA- Los llamados “grillos mormones”, volvieron a aparecer esta semana en la ciudad de Elko, en Nevada.

Los grillos mormones son comunes en todo el norte de Nevada y otros estados del oeste.

Los peculiares insectos han invadido la escuela primaria Jesse Hall, causando alteraciones para los estudiantes y el recreo. Se podían ver docenas de grillos mormones tomando el exterior y las aceras de la escuela.

El Departamento de Agricultura de Nevada está alentando al público a informar sobre la presencia de los grillos para ayudar en el seguimiento de la población y la planificación del tratamiento.

El verano pasado los grillos mormones tomaron partes del noreste de nevada. Sin embargo, cada año es diferente en áreas que pueden haber más o menos presencia de los animalitos.

LA HISTORIA DETRÁS DE LOS GRILLOS Y LAS GAVIOTAS QUE LOS DEVORARON

Los pioneros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, que llegaron al valle de Lago Salado en el verano de 1847, comenzaron inmediatamente a preparar el árido terreno para poder cosechar en la primavera, según la historia de La Iglesia.

Ese invierno había habido una grave escasez de alimentos, por lo que los santos esperaban con gran ansiedad sus cosechas en la primavera.

A finales de mayo de 1848 descendió una plaga de grillos sobre los campos, que amenazaba con acabar con la mayor parte del suministro de alimentos de los pioneros. Durante un mes, lucharon contra los grillos en lo que algunos llamaron la Guerra contra los grillos de 1848.

Durante el verano, la situación se iba volviendo más desesperada. Los granjeros observaban cómo los grillos devoraban hectáreas enteras de granos y hortalizas. Entre tanto, las familias luchaban contra los grillos con escobas, cepillos, palos y cuerdas, según La Iglesia de Jesucristo.

A principios de junio, llegaron grandes bandadas de gaviotas desde California y barrieron el valle, devorando a los grillos. Al principio, la cantidad de gaviotas asustó a muchos de los granjeros, quienes temían que otra calamidad se hubiese cernido sobre sus vulnerables cosechas.

Aun cuando la plaga de grillos duró unas pocas semanas más, las gaviotas lograron consumir lo suficiente como para mitigar el daño.

La plaga de los grillos fue solo uno de los muchos problemas que enfrentaron los pioneros que se establecieron en el valle de Lago Salado y trabajaron para tener una cosecha ese verano.

En muchas de las antiguas fuentes se aprecia que ese año los granjeros y los líderes de La Iglesia estaban tan preocupados por las heladas tardías y la falta de irrigación como lo estaban por los grillos; esto puede deberse a que los grillos solo atacaron ciertos cultivos específicos y no a todas las plantaciones.

Los grillos regresaron durante las épocas de cosecha en años subsiguientes y, en algunas regiones de Utah, los grillos vinieron en cantidades superiores a las de 1948. Y nuevamente llegaron gaviotas a devorar a los grillos, casi en cada ocasión.

A pesar de las repetidas ocasiones en que esto sucedió, la liberación de la plaga de grillos de 1848 permaneció por mucho tiempo en la memoria de los pioneros.

El “milagro de las gaviotas” inspiró a los residentes de Utah a reverenciar esa ave, y casi inmediatamente promulgaron leyes y decretos que castigaban a quien molestase o matara a las gaviotas. Una estatua en la Manzana del Templo de Salt Lake City conmemora la contribución de las gaviotas.

Contáctanos