LAS VEGAS RAIDERS

Henry Ruggs III es acusado formalmente de DUI y de causar la muerte de una joven en Las Vegas

El exjugador de los Raiders no compareció en la corte este miércoles, donde los fiscales presentaron cargos adicionales por el accidente vehicular que provocó la muerte de una mujer de 22 años y su perro.

Telemundo

NEVADA - Los abogados del exjugador de los Raiders Henry Ruggs III están luchando para mantener sus registros médicos fuera del alcance de los fiscales que lo acusan de conducir bajo los efectos del alcohol en un accidente vehicular que mató a una mujer y su perro en Las Vegas.

Sin embargo, Ruggs no compareció en la corte este miércoles, cuando los fiscales presentaron cargos adicionales que podrían significar más tiempo en prisión si el exrecluta de primera ronda de la NFL es declarado culpable.

Entre los delitos, al hombre de 22 años se le acusa de conducir a 156 mph con un nivel de alcohol en sangre el doble del límite legal en Nevada cuando su auto deportivo chocó contra la parte trasera del vehículo de la víctima identificada como Tina Tintor, en los hechos del pasado 2 de noviembre.

También enfrenta cargos por conducir de forma imprudente, lo que ocasionó la muerte de una persona.

Por otro lado, el funeral de Tintor está programado para este jueves. Mientras que el exjugador de los Raiders está detenido en arresto domiciliario con condiciones estrictas, tras pagar una fianza de $150,000.

Los Raiders anunciaron que Ruggs ya no es jugador del equipo

Durante la vista del miércoles, los abogados de Ruggs, David Chesnoff y Richard Schonfeld, citaron la ley estatal de privacidad y convencieron a un juez de que bloqueara al menos temporalmente el acceso a los registros médicos del victimario.

Chesnoff dijo que la ley estatal reemplaza los requisitos federales de privacidad de los registros de salud.

El abogado Peter Christiansen obtuvo el mismo bloqueo temporal en nombre de la novia de Ruggs, Kiara Je'nai Kilgo-Washington, quien acompañaba a Ruggs al momento del accidente y resultó herida.

El juez fijó una audiencia el 8 de diciembre para decidir si sus registros médicos deben ser entregados a la policía y los fiscales.

Contáctanos