Senador Harry Reid

El “líder legendario” Harry Reid descansa en el Capitolio de EE. UU.

Reid, que tenía cáncer de páncreas, murió el mes pasado a los 82 años.

Telemundo

El exsenador Harry Reid fue recordado el miércoles como un "líder legendario" cuando colegas y amigos se reunieron en el Capitolio de EE. UU. para rendir homenaje a un demócrata de escasos recursos que pasó de la pobreza en un polvoriento pueblo minero de Nevada a la posición más poderosa en el Senado.

Reid, que tenía cáncer de páncreas, murió el mes pasado a los 82 años.

Reid descansaba en la Rotonda del Capitolio mientras la vicepresidenta Kamala Harris, los senadores y otros se unieron para una ceremonia cerrada al público bajo los protocolos de COVID-19.

“Verlo liderar y legislar fue ver a un maestro en acción”, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California. “Un líder legendario de gran integridad”, agregó

Reid sirvió en el Congreso más tiempo que nadie en su estado y fue el líder de la mayoría en el Senado junto con dos presidentes. Dirigió el Senado durante una de sus sesiones legislativas más importantes, asegurando el proyecto de ley de recuperación económica durante la Gran Recesión y la histórica ley de atención médica del presidente Barack Obama.

Por su parte, el presidente Joe Biden llamó a Reid un “gran estadounidense”, uno que “observó los desafíos del mundo y creyó que estaba dentro de nuestra capacidad hacer el bien, hacer lo correcto”.

DE POCAS PALABRAS

Durante un funeral el fin de semana pasado en Las Vegas, Biden, Obama y otros recordaron uno de los rasgos más conocidos de Reid: colgar abruptamente a las personas, incluso a los presidentes, en lugar de cerrar con largas despedidas.

Las pocas palabras que Reid decía eran a menudo duras y ardientes. No temía enfrentarse a presidentes (llamó a George W. Bush “perdedor”), criticar la industria de los combustibles fósiles (“el carbón nos enferma”) o declarar “perdida” la guerra en Irak. Tituló su autobiografía de 2008 “The Good Fight”.

EL RETIRO DE REID

Después de un accidente de ejercicio en casa, y con los demócratas nuevamente en minoría en el Senado, Reid anunció que no buscaría la reelección en 2016.

En su discurso de despedida del Senado, reconoció que había hecho cosas que “probablemente mucha gente no haría”. Pero transmitió su consejo a aquellos que se preguntaban cómo logró llegar de Searchlight a Washington.

“No lo logré por mi buena apariencia. No lo hice porque soy un genio. Lo logré porque trabajé duro”, dijo Reid. “Sea lo que sea lo que quieras intentar hacer, asegúrate de trabajar lo más duro que puedas para intentar hacer lo que quieres hacer”.

Contáctanos