Atropellamiento mortal

Conductor ebrio que atropelló fatalmente a dos policías de Nevada recibe pena máxima de prisión

El policía Alberto Félix y el sargento Michael Abbate se habían detenido para controlar a un conductor que se había detenido en la carretera cuando Williams los atropelló a ambos y huyó.

Telemundo

LAS VEGAS— Un hombre que conducía ebrio cuando atropelló fatalmente a dos policías estatales el año pasado en la autopista más transitada de Nevada ha sido sentenciado a prisión.

Jemarcus Williams recibió el martes la pena máxima de 16 a 40 años por dos cargos de DUI con resultado de muerte, informó el Las Vegas Review-Journal. Se declaró culpable del cargo en abril.

El accidente de la mañana del 30 de noviembre ocurrió en un tramo de la Interestatal 15 cerca del centro de Las Vegas. El policía Alberto Félix y el sargento Michael Abbate se habían detenido para controlar a un conductor que se había detenido en la carretera cuando Williams los atropelló a ambos y huyó.

Williams, de 46 años, evadió a las autoridades durante horas antes de que la policía descubriera el coche que conducía en un complejo de apartamentos cercano, lo que llevó a su arresto. Williams ha estado en prisión desde el día del accidente.

En la audiencia de sentencia, la viuda de Alberto Félix dijo a un tribunal repleto de familiares y agentes de policía uniformados que su marido y Abbate “tenían sueños, planes y mucha vida por delante”.

“No eran sólo agentes de policía”, dijo Arlene Félix: “Tenían familiares, amigos y compañeros de trabajo que los amaban”.

La madre de Abbate dijo que todavía está luchando con el dolor de perder a su hijo, cuyas heridas fueron tan graves que la familia tuvo que celebrar un funeral con el ataúd cerrado.

“Me duele el corazón cada segundo”, dijo Judith Abbate. “Estoy medio muerta”.

Williams dijo antes de ser sentenciado que tomó la estúpida decisión de conducir esa mañana, a pesar de “todas las muchas opciones de transporte seguro disponibles”.

“Odio la decisión estúpida e ignorante que tomé, que terminó teniendo efectos devastadores y traumáticos”, dijo.

El sargento Abbate se unió a la policía estatal en diciembre de 2013 y recientemente había sido ascendido a sargento antes de su muerte. Alberto Félix se unió en 2019 después de servir en la Fuerza Aérea de los EE. UU. Ambos hombres también dejan atrás hijos pequeños.

Contáctanos