ASALTO AL CAPITOLIO

“Tenga piedad de mí”: revelan nuevos detalles de acusados de irrumpir en el Capitolio

Telemundo

LAS VEGAS - Dos hombres que fueron arrestados en Las Vegas la semana pasada y acusados ​​de participar en el violento asalto en el Capitolio de Estados Unidos deberán permanecer bajo custodia federal mientras son trasladados a Washington DC, en donde enfrentarán cargos criminales.

Durante la audiencia virtual, Ronald L. Sandlin, de 33 años y quien se autodenomina como bloguero de Internet, sollozó en voz alta e incluso le pidió al juez "tenga piedad de mí".

En audiencias separadas, el juez federal Daniel Albregts declaró a Sandlin y Nathan J. DeGrave, 31, residente de Las Vegas, como un peligro para la sociedad y el de no comparecer ante el tribunal si eran liberados.

El juez señaló que DeGrave se vistió el 6 de enero con "equipo táctico de armadura de cuerpo completo junto con una máscara facial" y está acusado de "asaltar el Capitolio con una multitud de personas que intentaron anular una elección legal y hacerlo con cualquier medio necesario, incluida la violencia. "

Los hombres fueron arrestados por separado el jueves en el apartamento de DeGrave, donde las autoridades dijeron que Sandlin se había estado quedando.

Ambos enfrentan cargos por obstruir a las autoridades durante disturbios civiles, entrada ilegal por terrenos restringidos y violencia y conducta desordenada en terrenos del Capitolio. En conjunto, las condenas por esos cargos podrían dar lugar a más de cinco años de prisión por cada uno.

En video quedó captado lo que pasó antes de que una mujer fuera baleada en el Capitolio durante el violento asalto por parte de simpatizantes de Trump. ADVERTENCIA: Este contenido tiene imágenes fuertes ya que muestra los últimos minutos de vida de una persona.

Durante la audiencia de DeGrave, el fiscal federal Nicholas Dickinson le dijo al juez que después de confrontar físicamente a los oficiales de policía en el Capitolio, DeGrave se quitó el casco, mostró su rostro y un distintivo pañuelo rojo, blanco y azul alrededor de su cuello, y luego se golpeó el pecho.

Sandlin, identificado con una sudadera naranja, está acusado de intentar arrebatarle el casco a un oficial y, aparentemente, de fumar un cigarrillo de marihuana dentro de la Rotonda del Capitolio. Las autoridades informaron anteriormente que tenía 31 años.

Una declaración jurada del FBI alega que los comentarios publicados horas después de los disturbios en una cuenta de Internet con el nombre de Sandlin declaran que él estaba entre los que ocuparon el Capitolio.

Falta el adjunto

Los documentos dicen que se lo ve en un videoclip que dice: "Entramos en el edificio, entramos en nuestro Capitolio".

DeGrave se describe diciendo en un video de teléfono celular estilo selfie que el FBI dijo que fue grabado por Sandlin que era "hora de poner fin a esto de una vez por todas".

Según documentos judiciales, los dos viajaron a Washington con Josiah Colt, de 34 años, un hombre de Idaho que se entregó a los ayudantes del alguacil el 12 de enero en Boise.

Ambos están entre los cientos de personas que, tras un discurso de Donald Trump, irrumpieron en el Capitolio, retrasando la votación final en la Cámara y el Senado de los votos electorales y la declaración de que Joe Biden ganó las elecciones presidenciales.

Cinco personas murieron en los disturbios, incluido un oficial de policía del Capitolio. Desde entonces, más de 160 personas en todo Estados Unidos han sido identificadas y arrestadas por cargos derivados de la violencia, según el Departamento de Justicia.

Contáctanos