El gran sobador

Buscan más víctimas de “El Gran Sobador” de Las Vegas

La mujer denunció al conocido como "El Gran Sobador" luego de que fuera a recibir los servicios por una dolencia en la cintura.

Telemundo

ACTUALIZACIÓN: Detectives de la policía están buscando víctimas adicionales de Javier Díaz. La policía dijo que cualquier persona que haya sido perjudicado(a) o que tenga información sobre el caso puede comunicarse con Crime Stoppers por teléfono al 702-385-5555.

Un hombre mexicano de Las Vegas fue acusado de agresión sexual y actos lascivos luego de hacerse llamar como “El Gran Sobador” y presuntamente aprovecharse de una clienta que puso una denuncia a la Policía Metropolitana de Las Vegas (LVMPD, por sus siglas en inglés).

Javier Díaz, de 60 años, ofrecía los servicios en su casa que ubica en la 213 Cervantes Street, en Las Vegas. Según la denuncia, cuando la víctima visitó el hogar para recibir el servicio comenzó a describir sus dolencias y fue escoltada hasta una habitación que tenía herramientas para la práctica de masajes como una mesa, lociones y velas.

La mujer narró a la policía que Díaz le dijo que se quedara en ropa interior. Sin embargo, según su relato, la víctima solicitó una toalla para cubrirse, pero el hombre le indicó que no era necesario porque estaría aplicando una loción en todo su cuerpo.

Una vez comenzó la sesión, Díaz supuestamente tocó sus hombros hasta la espalda desabrochando el sostén y comenzó a hablar sobre su situación matrimonial y detalló que ya no tiene relaciones sexuales con su esposa. Acto seguido, el acusado presuntamente le indicó a la víctima que se volteara y removió por completo el sostén e inició a masajear sus senos, y la mujer le insistió que sus dolencias eran en la cintura y no en sus pechos.

“Tienes nudos de estrés y necesito masajear para liberarte del dolor”, expresó Díaz, según el reporte policial.

Residencia de Javier Díaz - Telemundo Las Vegas

“Díaz continuó masajeando debajo de la ropa interior de la víctima y le pidió que abriera sus piernas hasta que logró penetrar con sus dedos su vagina con su mano derecha”, detalla el informe de la policía.

Inmediatamente, la mujer comenzó a vestirse y se marchó de la residencia, se indicó. El reporte agrega que Díaz le expresó a la víctima que le gustaba mucho y que su parte íntima era “deliciosa” y deseaba darle muchos besos.

El hombre fue arrestado el martes 16 de agosto por agresión sexual y fue liberado el jueves luego de prestar $50,000 de fianza y con la condición de no volver a practicar masajes.

Contáctanos