La ayuda continúa a dos meses de la masacre en Las Vegas