Comunidad y alumnos dan apoyo a maestra de Texas acusada de encerrar a hijo en maletero de su auto

La califican como la mejor maestra, le dicen que la quieren y que cuenta con el apoyo de sus estudiantes. Ella enfrenta cargos de poner en riesgo la vida del menor.

Telemundo

HOUSTON – Para muchos, lo que hizo Sarah Beam, la maestra de escuela acusada de encerrar a su hijo de 13 años en la cajuela de su vehículo debido a que éste había dado positivo al COVID-19, es un delito; para otros, una irresponsabilidad y un acto inhumano, pero -para otros- la mujer debe ser apoyada en estos difíciles momentos.

Así por lo menos que evidenciado en la fachada de la casa de esta mujer, ubicada en el área de Jersey Village, al noroeste de Houston, luego de que fuera cubierta por mensajes de apoyo por sus varios años de labor como maestra.

"Siempre estás cuando te necesitamos, ahora estamos aquí para ti", reza uno de los mensajes dejados en carterleras pegadas en en el frente de la casa. "Te apoyamos y te amamos, eres la mejor profesora", agrega el mensaje.

Otra cartelera con un corazón pìntado reza: "Tus estudiantes te apoyamos, señora Beam, te queremos". Otro simplemente dice "Te agradecemos".

Esas son solo unos de los pocos mensajes dejados pegados en la fachada de la casa de esta mujer que ahora deberá ser sometida a un examen psicológico para determinar si tiene algún tipo de problema mental.

Eso fue lo más reciente que determinó un oficial de audiencias del Condado Harris tras recibir “información creíble” que Sarah Beam “es una persona con enfermedad mental o discapacidad intelectual”.

Beam quedó libre bajo fianza el sábado 8 de enero tras ser arrestada hacia las 3 p.m. de ese mismo día acusada del delito de poner en riesgo la vida de un menor.

La mujer, de 41 años, se desempeñó hasta hace poco como maestra del distrito escolar Independiente de Cy-Fair, de donde fue suspendida recientemente tras conocerse el incidente.

Según documentos radicados en la Corte del Condado Harris, Beam metió en el maletero de su automóvil al menor de 13 años en las inmediaciones de un centro de pruebas de Cy-Fair ISD, a donde lo llevaba para pruebas adicionales.

Esto, según las autoridades, ocurrió el 3 de enero en el sitio de pruebas ubicado en el 11355 Falcon Road, en el noroeste del Condado Harris.

Un oficial fue notificado del hecho y al detener el vehículo y pedir que se abriera la cajuela encontró al menor de 13 años acostado en ella.

Según los documentos judiciales, Beam dijo a las autoridades que puso a su hijo en el maletero de su automóvil debido a que dio positivo por COVID-19 y para evitar que ella se expusiera al virus mientras lo conducía al lugar para realizar pruebas adicionales.

El accidente ocurrió el 24 de diciembre en Houston, Texas.

Los documentos judiciales indicaron que los testigos le dijeron a Beam que no le practicarían una prueba de COVID-19 hasta que sacara al niño del maletero y lo pusiera en el asiento trasero del vehículo. Luego, la testigo llamó a la policía.

Durante la investigación, las autoridades dijeron que pudieron usar cámaras de vigilancia de una escuela adyacente para ver el momento en que el niño salió del maletero del automóvil y entró por la parte trasera del vehículo.

Según Cy-Fair ISD, Beam trabajó más recientemente como maestra en Cypress Falls High School y ha sido empleada por el distrito desde 2011. Ahora fue puesta en licencia administrativa.

Contáctanos