Política, la Casa Blanca y el Congreso

Política, la Casa Blanca y el Congreso

Se arma batalla entre congresista demócrata y Trump

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Se arma batalla entre congresista demócrata y Trump
    Getty Images / EFE
    La congresista por California animó el sábado a sus bases a expresar en voz alta su descontento si se encontraban en la calle con miembros de la actual Administración.

    WASHINGTON - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cargó el lunes contra la congresista demócrata Maxine Waters, a la que advirtió que debía tener cuidado con lo que desea, después de que la legisladora incitara a sus seguidores a acosar a los miembros del Gabinete en lugares públicos.

    "La congresista Maxine Waters, una persona con un coeficiente intelectual extraordinariamente bajo, se ha convertido, junto con Nancy Pelosi, en el rostro del Partido Demócrata. Acaba de pedir que hagan daño a los seguidores del 'Make America Great Again', de los cuales hay muchos", escribió Trump en su cuenta personal de Twitter.

    El mandatario concluyó el mensaje con un inquietante: "Ten cuidado con lo que deseas".

    La congresista por California animó el sábado a sus bases a expresar en voz alta su descontento si se encontraban en la calle con miembros de la actual Administración.

    "El pueblo estadounidense ha tenido que aguantar a este presidente demasiado tiempo. ¿Qué más tenemos que ver? ¿Qué otras mentiras tenemos que escuchar?", se preguntaba Waters en un acto electoral celebrado hace dos días en la ciudad californiana de Los Ángeles.

    "Si ven a alguien del Gabinete en un restaurante, en una tienda, en una gasolinera, tienen que crear su propia muchedumbre y echarlos", expresó la legisladora.

    En los últimos días, miembros del Gabinete han sufrido protestas en sus casas y han sido expulsados de restaurantes por parte de ciudadanos indignados por la política migratoria del Gobierno, principalmente por la separación familiar de inmigrantes indocumentados.

    Este acoso tuvo su episodio más destacado este pasado viernes cuando la dueña de un restaurante pidió a la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, que abandonara su establecimiento, al que había acudido acompañada de siete miembros de su familia.

    Esta acción enfureció a Trump, quien la mañana del lunes hizo uso de las redes sociales para cargar contra el restaurante, al que calificó de sucio y criticó por negarse a servir "a una buena persona".