Confirman pena de muerte a brutal asesino de niña de 7 años

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Justicia para Danielle Van Dam

    David Westerfield, condenado a muerte por el asesinato de Danielle Van Dam, a una niña de siete años de San Diego pidió un nuevo juicio. La Corte Suprema ratificó su condena.

    (Publicado lunes 4 de febrero de 2019)

    SACRAMENTO - La Corte Suprema de California ratificó el lunes la pena de muerte para David Westerfield por el brutal asesinato y secuestro de Danielle Van Dam, de 7 años en 2002.

    La desaparición de Van Dam en febrero de 2002 provocó una búsqueda masiva en todo el condado. Voluntarios a lo largo de San Diego buscaron incansables por casi un mes hasta que su cuerpo en estado de descomposición fue encontrado en la maleza de Dehesa Road en El Cajón.

    Seis meses después, Westerfield, que vivía frente a la familia de Van Dam, fue declarado culpable de asesinato, secuestro y posesión de pornografía infantil y recibió la pena de muerte.

    Los siete miembros de la Corte Suprema escucharon la apelación automática de Westerfield de esa pena de muerte en noviembre.

    En un informe legal de 490 páginas, presentado por primera vez hace siete años, el abogado de Westerfield describió 28 razones por las que su cliente merecería un nuevo juicio.

    Entre esos argumentos: el juez de primera instancia, William Mudd, negó erróneamente la moción de Westerfield de suprimir ciertas pruebas; los cargos de pornografía infantil no deberían haberse escuchado en su juicio, no había pruebas suficientes de secuestro para respaldar el veredicto de culpabilidad; y el juez William Mudd debería haber secuestrado al jurado, para evitar que los miembros fueran expuestos a publicidad perjudicial.

    Llamadas al 911 tras Facebook Live de suicidio de veterano: hay dos muertos, según la policía

    Llamadas al 911 tras Facebook Live de suicidio de veterano: hay dos muertos, según la policía

    Una mujer de 27 años lucha por su vida tras la trágica escena en Miami, Ohio.

    (Publicado domingo 3 de febrero de 2019)

    Westerfield ha permanecido condenado a muerte en la prisión estatal de San Quintín durante más de una década y media.

    Tiene otras vías legales para impugnar el veredicto del jurado. Sus abogados han prometido una serie de apelaciones, que podrían durar décadas.

    Es posible que Westerfield pueda morir bajo custodia antes de que se agoten sus apelaciones y antes de que sea ejecutado.