Política, la Casa Blanca y el Congreso

Política, la Casa Blanca y el Congreso

El FBI divulga documentos sobre exasesor de Trump

Se trata de Carter Page, blanco de escuchas telefónicas en el marco de la trama rusa.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El FBI divulga documentos sobre exasesor de Trump
    Getty Images
    Carter Page fue asesor en la campaña del entonces candidato Donald Trump (foto de archivo).

    El gobierno de Donald Trump publicó el sábado una serie de documentos que en su día estaban catalogados como secretos relativos a las escuchas telefónicas a un exasesor de la campaña electoral del presidente.

    The New York Times dijo que los documentos relacionados con el exasesor de campaña de Trump, Carter Page, fueron entregados al diario y a otros medios de comunicación que presentaron demandas en base a la Ley de Libertad de Información para obtenerlos.

    El FBI colgó más tarde los archivos en su cibersitio FOIA.

    Los papeles incluyen una solicitud de octubre de 2016 al Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera para realizar escuchas a Page, además de varias solicitudes de renovación, según el reporte del Times. Es muy inusual que se publiquen documentos relacionados con solicitudes para este tipo de actividades de FISA.

    Aunque los documentos tienen partes censuradas, según el Times, las visibles muestran que el FBI dijo a la corte de inteligencia que Page “ha estado colaborando y conspirando con el gobierno ruso”. La agencia dijo también al tribunal que “el FBI cree que Page ha sido objeto de reclutamiento selectivos por parte del gobierno ruso”.

    Page ha negado ser un agente ruso.

    Tras la censura del documento, el Times reportó que la solicitud para escuchar a Page incluyó la frase parcial: “... socavar e influir en el resultado de las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016 violando la ley estadounidense”.

    La vigilancia a Page se convirtió en un asunto polémico entre legisladores republicanos y demócratas a principios de año.

    Los republicanos alegaron que el FBI había abusado de su poder para llevar a cabo este tipo de prácticas y que obtuvo la orden de forma indebida, una acusación que los demócratas rechazaron mientras ambos bandos calificaron los documentos, que seguían siendo secretos, de una forma diferente.