Padres denuncian a su hija por supuestamente fabricar bombas caseras en Wimauma

La mujer tenía presuntas intenciones de hacerle daño a un gran grupo de personas.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Arrestan mujer tras fabricación de bombas caseras

    Una mujer del condado Hillsborough presuntamente intentaba atacar a una comunidad con explosivos, pero fue delatada por sus padres. (Publicado viernes 4 de octubre de 2019)

    TAMPA, FL - Los padres de una mujer posiblemente evitaron un evento catastrófico luego de alertar a las autoridades para decirles que su hija tenía en su posesión dos docenas de bombas caseras, según dijo el alguacil Chad Chronister.

    Los detectives arrestaron a Michelle Kolts, de 27 años, quien fue arrestada luego de ser acusada de 24 cargos de fabricación, posesión, lanzamiento, ubicación o descarga de dispositivos destructivos.

    Kolts, quien fue ingresada en la Cárcel del Condado Hillsborough, fue delatada por sus padres luego que estos se comunicaran con la oficina del alguacil luego de encontrar más de una decena de bombas caseras, materiales para fabricar bombas y numerosas armas de fuego dentro de la habitación de la acusada.

    Durante la ejecución de una orden de registro en la residencia de Kolts, los detectives confiscaron 24 bombas caseras, una pistola, material de fusibles, 23 diferentes cartuchos, dos hachas, dos arcos para flechas, seis pistolas de balines, decenas de libros y DVD sobre asesinatos, asesinatos en masa, terrorismo doméstico y fabricación de bombas.

    Según el alguacil, lo más aterrador es que cada una de las bombas caseras estaban elaboradas con clavos, gránulos metálicos o una combinación de ambos, supuestamente habría tomado menos de 60 segundos por dispositivo para agregar la pólvora y el material de fusión que ya poseían para detonar los dispositivos.

    Las autoridades también dijeron que sospechan que Kolts construyó numerosas bombas caseras y las retiró de la residencia.

    Kolts fue descrita por el alguacil como una mujer obsesionada con los hechos de Columbine y dijo que ya había estado bajo su radar luego de un incidente ocurrido el pasado año cuando una compañía de impresión en línea se comunicó con la oficina del alguacil para reportar que la acusada habría ordenado varios artículos sospechosos, pero determinaron que esta no representaba una amenaza grave para la comunidad.

    Por su parte, el alguacil también dijo que el arsenal de armas encontradas en la residencia de Kolts eran lo suficientemente sofisticado como para acabar con la vida de muchas personas inocentes y causar daños catastróficos en cualquier lugar.

    La acusada fue ubicada en su trabajo ubicado en el área de Tampa y fue trasladada a su hogar para ser interrogada por los investigadores. Kolts presuntamente admitió haber fabricado los dispositivos y sus intenciones de querer lastimar a otras personas.