Escándalo en El Salvador: investigan a varios políticos por presunto nexo con MS13 y Barrio 18

El alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, y uno de los implicados en la investigación, asegura que se reunió con líderes de pandillas para que permitieran a electores votar sin problemas.

Telemundo

SAN SALVADOR — Un grupo de políticos salvadoreños, incluido el actual alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, enfrentarán una investigación judicial por supuestamente negociar favores políticos con las pandillas y entregarles más de $600,000.

Así lo determinó la noche del viernes la jueza Marta Villatoro, del Juzgado Segundo de Paz de San Salvador, al finalizar la audiencia inicial y enviar la causa penal a la etapa de instrucción por los delitos de fraude electoral y agrupaciones ilícitas.

Además del alcalde de la capital salvadoreña fueron enviados a esta etapa los exministros de Seguridad y Gobernación, Benito Lara y Arístides Valencia, respectivamente, y otras tres personas.

"La participación de los imputados, al menos de manera indiciaria, está más que acreditada", manifestó la jueza al dar su fallo oral.

Villatoro dio crédito a todas las pruebas presentadas por la Fiscalía General de la República (FGR) y desechó las solicitudes de los defensores de anular el cargo de agrupaciones ilícitas y de no admitir dos declaraciones claves.

Dichas declaraciones son las de los testigos identificados únicamente como "Noé" y "Salomón", ambos exlíderes de las pandillas Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18, respectivamente.

Estas personas, amparadas al menos en otros procesos bajo el criterio de oportunidad, señalan a los imputados de negociar votos a cambio de dinero e iniciativas estatales en su beneficio a cambio de votos en la elección presidencial de 2014 y legislativa de 2015.

Al menos 138 personas deportadas a El Salvador desde Estados Unidos en los últimos años fueron asesinadas a su regreso, dijo Human Rights Watch en un reporte publicado el miércoles, mientras el gobierno de Donald Trump dificulta que los centroamericanos busquen refugio en el país.

La jueza restó valor a la declaración de Muyshondt, cuya defensa y él mismo han asegurado que se reunió con líderes de pandillas para que permitieran a los simpatizantes de su partido, la Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha), votar sin problemas.

De acuerdo con el alcalde, el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) tenía un pacto previo para boicotear a Arena. "Aquí no nos vamos a engañar, aquí había propósitos definidos" y eran "incidir en el voto, incidir en los resultados electorales" para "llegar al poder y los que ya estaban, mantenerse de forma ilícita", señaló Muyshondt.

La juez decretó la libertad condicional para Muyshondt, Valencia y Lara y el pago de una fianza de $10,000 en efectivo, cada uno.

El Salvador y Guatemala quieren eliminar fronteras.

El resto de implicados son Paolo Lüers, Raúl Mijango y Wilson Alvarado, quienes se desempeñaron como nexo entre los líderes de las pandillas y los partidos, a juicio de la jueza Villatoro. Lüers y Alvarado deberán pagar una fianza de $5,000, mientras que Mijango guardará prisión, dado que purga una pena por otros delitos.

Muyshondt, quien asegura que es "inocente", calificó la acusación fiscal de "débil, llena de contradicciones, inconsistencias, vacíos y vicios".

Por otra parte, señaló que el expresidente de su partido Jorge Velado, quien declaró ante el Ministerio Público que le entregó $30,000 para pagar a las llamadas "maras", también debería ser procesado.

El fiscal auxiliar Arturo Cruz señaló que el paso de esta causa a instrucción es "histórico" y manifestó que las investigaciones por negociaciones "continúan".

Familia asesinada en El Salvador es sepultada décadas después.

El letrado dijo esto al ser preguntado por Efe por la no inclusión en este proceso del exsecretario general del FMLN Medardo González y José Luis Merino, quienes supuestamente también participaron en las negociaciones.

Merino es considerado el líder con más influencia dentro del FMLN y es investigado desde 2014 por supuestamente traficar drogas y armas con la guerrilla colombiana FARC.

Contáctanos