Deberá pagar $222,000 por bajar música

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Raphael Varane: "Todo el equipo ha trabajado muy bien"
    AP

    Una mujer de Minnesota que se encuentra en el centro de una batalla legal por ilegalmente descargar música de la Internet, dijo que todavía no tiene manera de poder pagar los $222,000 que le debe a las compañías discográficas luego de que el lunes, la Corte Suprema se negara a escuchar su apelación. Los jueces no hicieron ningún comentario sobre su decisión. Mientras que los abogados de Jammie Thomas-Rasset, argumentan que la cantidad es excesiva. A principios de la década del 2000, la industria musical presentó miles de demandas contra gente que acusó de descargar música sin permiso y sin pagar por ello. Casi todos los casos se arreglaron con pagos de alrededor de 3,500 dólares cada uno. Thomas-Rasset es una de los dos únicos acusados que se negaron a pagar y fue a juicio. El otro fue un ex estudiante de la Universidad de Boston, Joel Tenenbaum, quien también perdió en corte y se le ordenó pagar $ 675,000. La demanda a Thomas-Rasset fue presentada en el 2006. Desde entonces, su caso ha pasado por tres juicios y varias apelaciones. La industria presentó pruebas de que Thomas-Rasset puso más de 1,700 canciones a disposición de otros usuarios a través del servicio de intercambio de archivos Kazaa, aunque la demanda se enfocó en sólo 24 canciones. "Asumo que si se negaron a escuchar el caso, es probable que no haya nada por hacer en este momento", dijo. Pero también dijo que tenía que consultar con sus abogados para determinar qué pasará después. Thomas-Rasset, de 35 años de edad, sostuvo lo que ha dicho desde un principio: que no puede pagar. En el primer juicio, la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos ofreció ajustar cuentas por solo $5,000. En el segundo juicio, la Industria ofreció conformarse con una donación de 25,000 dólares a una organización benéfica para la gente de la industria musical con necesidades. Ella rechazó las ofertas en ambas ocasiones.