Así celebran "San Valentín" en China

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Así celebran "San Valentín" en China
    EFE

    PEKÍN, China- La tradición que envuelve la leyenda milenaria que cuenta el amor imposible entre un granjero y un hada, origen del día de los enamorados en China, convive actualmente con la modernización de la sociedad y las enormes oportunidades de negocio, que no siempre van a la par con lo clásico. Conocido como "Qixi", hoy es el único día del año en que el granjero Niu Lang y el hada Zhi Nü pueden reencontrarse de nuevo, una jornada que siempre cae en el séptimo día del séptimo mes del Año Nuevo Lunar chino. La leyenda cuenta que, cuando la Diosa de los Cielos descubrió el amor entre ambos, les alejó para siempre convirtiéndolos en estrellas eternamente separadas por la Vía Láctea, menos hoy, cuando todas las urracas del mundo forman un puente que une a los dos amantes. Si bien es cierto que hay infinidad de versiones de la historia, este cuento popular es de los pocos que tanto los ancianos como los jóvenes chinos siguen recordando actualmente, aunque la forma de celebrarlo cambia al mismo ritmo que la sociedad China. Aunque los regalos por excelencia son las flores y los bombones, los portales de compra por Internet llevan días promocionando cualquier tipo de producto "romántico", sea películas, joyas, cosméticos o cenas. Sin embargo, si el enamorado quiere potenciar la atmósfera romántica durante la noche, también tiene la posibilidad de comprar un bote de cien luciérnagas en la principal plataforma de venta por Internet, Taobao, por un precio de 350 yuanes (57 dólares, 43 euros), con la garantía de devolver el dinero si los insectos no sobreviven al viaje. Por primera vez, Pekín acoge hoy varios actos de celebración del festival "Qixi", entre los que se encuentra un festival musical exclusivamente de canciones de amor, con actuaciones de varias estrellas pop chinas como Hu Xia y Xiong Tianping. El evento incluye también varias ceremonias de boda así como talleres de costura y encajes que pretenden imitar los tejidos del hada, que quedó condenada a hilar nubes en el firmamento, según cuenta la leyenda. "Es una buena idea que se organicen estas actividades. Ayudan a mantener la leyenda viva en nuestra memoria", explicó a Efe Xiao Xia, una joven universitaria residente en Pekín, quien lamentó sin embargo que el evento se haya llevado a cabo a las afueras de la ciudad. "Al ser un día laborable, mi novio y yo no hemos tenido el tiempo suficiente para ir. A pesar del amor, el trabajo sigue siendo prioritario en este caso", aseguró entre risas. A pesar de ser el Día de los Enamorados, en la capital china la oferta de ocio para los solteros es claramente superior a la de los emparejados, con citas a ciegas, fiestas solamente para solteros o las populares "citas relámpago", donde se disponen de solamente cinco minutos para conocer al "amado" justo antes de pasar al siguiente. Según datos del último censo, China cuenta con 180 millones de jóvenes solteros, una cifra al alza en los últimos años debido a un cierto cambio de mentalidad, ya que si bien todavía hay cierta obsesión de los jóvenes chinos -y sus padres- por casarse cuanto antes, la presión social va disminuyendo y cada vez son más, especialmente en las ciudades, los que no tienen tanta urgencia por casarse o, simplemente, se sienten mejor solos. Hoy, con eslóganes como "Cuando el este conoce al oeste" o "¿Aun no tienes cita el Día de San Valentín?", varios bares y restaurantes pequineses ofrecen encuentros para este público con ofertas de barra libre de comida y especialmente bebida. "No creo que esta sea la mejor manera de encontrar a tu pareja ideal", explicó Zhang Lintao, de 53 años, vigilante de seguridad de un complejo residencial cercano a los bares que organizan estas actividades. "Aunque bien mirado -añade-, Niu Lang y Zhi Nü se conocieron mientras ella se bañaba, que tampoco es que sea muy común".