Lo que sería una boda de ensueño culmina en horrenda muerte