Lo que no se vio: cómo jugador enfrentó a intrusos en la final del Mundial